PagarDeudas

¿Cómo pagar deudas? ¡Paso a paso!

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Plantearse pagar un adeudo que nos llevó a tener un reporte negativo en Central de Riesgo es un paso muy importante. Hay quienes no se atreven a darlo. Si ya estás dispuesto a sanear tu historia crediticia, entonces tienes que aclarar algunos conceptos equivocados. 

Antes que nada es importante que sepas que la deuda no la tienes con la Central. Es decir, el adeudo es un compromiso financiero que no cumpliste y se registró de esa manera en esas bases de datos. Todos los usuarios de servicios financieros tendrán una calificación buena cuando han sido pagadores puntuales y no tan buena o mala cuando se atrasaron en sus pagos o dejaron de pagar. 

 

Opciones para pagar deudas

Si ya decidiste reparar tu estado financiero, aunque no lo creas tienes un sinnúmero de opciones para cumplir con tu compromiso. Estar desempleado o haber pasado por una mala racha no debe impedir enmendar la plana y corregir los errores financieros para volver a ser sujeto de crédito. 

Cuando ya se llegó a una situación de insolvencia, las reparadoras de crédito son alternativa para salir. Eso no significa que te borrarán de un plumazo en las Centrales de Riesgo. No. Significa que te asesoran para ahorrar y liquidar el adeudo.

Acudir a una reparadora te ayudará a obtener una buena negociación con tus acreedores para que pagues menos. Recuerda que no es el fin del mundo. Tener un mal historial crediticio no es pecado mortal, puedes verlo de otra manera, como lo ven estos especialistas en negociación crediticia: es la posibilidad de rehabilitarse como deudor y aprender a manejar mejor tus finanzas personales.

Si logras cumplir de manera disciplinada con tu plan de pagos, sin duda, saldrás pronto de esa situación que quizá en algún momento te costó varios dolores de cabeza. Ahora solo enfócate en que al retomar las riendas de tu vida financiera seguramente también lograrás tomar mejores decisiones crediticias futuras.

Encontrarás mucha información sobre cómo renegociar con tus acreedores. De hecho, eso es lo primero que tienes que hacer cuando te das cuenta de que comenzarás a retrasarte en tus pagos mensuales para cumplir con tus compromisos financieros. Debes acercarte a la institución crediticia y solicitar opciones para saldar tu adeudo.

Desafortunadamente, la mayoría de los deudores no dan aviso y “estira la liga” lo más que pueden hasta que ya no pueden pagar más y dejan de hacerlo. Entonces vendrán los despachos de cobranza y el estrés por no poder liquidar el adeudo será mayor. 

 

¿Cómo llego a una reparadora?

Las reparadoras de crédito son empresas especializadas en la negociación con los acreedores. Cobran por sus servicios. Esos honorarios deben quedar especificados en el contrato que se firma con ellos y el contratante debe tener claro de que se trata de un monto o comisión que le cederá por  servicios de administración, gestión, asesoría y negociación.

Ahora bien, los candidatos ideales para acudir a una reparadora de crédito son aquellas personas que ya están en una situación de impago y que, incluso, ya están con un registro negativo en Centrales de Riesgo. Acudir a una cita con una reparadora, ayudará a aclarar sus dudas y entender por qué es la mejor decisión.

Las reparadoras de deuda que están plenamente acreditadas ante las autoridades son muy claras en los servicios que ofrecen. Esa instancia de defensa a los consumidores enfatiza que las reparadoras confiables brindan asesoría legal y financiera, ya que toman en cuenta ingresos, egresos y deudas para determinar el monto que el deudor puede destinar a saldar la quita.

La desinformación no es una alternativa ante una situación de impago. Acércate a preguntar. Antes de contratar cualquier servicio revisa que la reparadora que decidas contratar esté legalmente constituida, tenga casos de éxito reales (con clientes plenamente satisfechos) y  se apegue a una autorregulación estricta que te dé certeza y confianza. Deberá exhibir un contrato y explicar con claridad cuáles son sus servicios y cláusulas.  

Los deudores han encontrado en las reparadoras de crédito una respuesta a sus problemas financieros. Así que si quieres rehabilitarte financieramente para volver a ser sujeto de crédito, contactar a estos expertos puede ayudarte a solucionar tus deudas. 

Resuelve Tu Deuda es el nombre de una reparadora mexicana que abrió operaciones en 2008. Aquellos deudores que acuden a las reparadoras y entienden su modelo de negocio, identifican una oportunidad de rehabilitación financiera a través del ahorro que realizan de manera disciplinada. Es un sistema que también les permite aprender a manejar mejor sus finanzas personales y eso evita que vuelvan a caer en mora.

¿Buscas asesoría?

Somos tu equipo de asesores y estamos aquí para orientarte en la solución de tus problemas financieros. Acércate y te ayudaremos a encontrar el producto adecuado para ti.

Información de contacto:

Actualmente, ¿tienes algún crédito activo?

¿Te encuentras al día en tus pagos?

¿Tu deuda supera los $35,000?

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes