Si alguna vez has solicitado un préstamo, seguro sabes que una consecuencia de no pagarlo es el embargo, pero ¿sabes exactamente qué es y cuántos tipos hay? Si la respuesta es no, aquí te contaremos todo a detalle.

¿Qué es un embargo?

Antes de nada, hay que dejar claro a qué se refiere la palabra embargo, que a grandes rasgos es retener una serie de bienes del deudor, con los cuales se pueda asegurar el pago de sus deudas al acreedor.

¿Quién autoriza un embargo?

Pero ten en cuenta que no puede ser de la nada, para que se lleve a cabo el embargo, éste debe ser ordenado y autorizado por un juez o por un organismo competente, el cual debe fijar una fecha exacta para que se proceda.

Te puede interesar: ¿Coppel te puede embargar? 

Tipos de embargo 

  • Embargo preventivo: también conocido como embargo precautorio, es aquel donde secuestran los bienes del deudor por un tiempo determinado, hasta que pague.  
  • Embargo ejecutivo: Se secuestran los bienes y posteriormente se rematan para pagar la deuda. 

Los embargos más comunes en México son el de bienes muebles, el de inmuebles y el de industria, comercio y empresa, cada uno tiene sus propias características. 

Los más comunes son los de bienes muebles e inmuebles. En este caso, el juez asignado pone en manos los bienes del deudor, que puede ser inmuebles como una casa y muebles, como el contenido de la misma, en un depositario. 

Dicha persona se va a encargar de vender los bienes del deudor, y con el dinero que obtenga pagará al acreedor. Si llega a sobrar dinero, es regresado a propietario original. 

¿Qué se puede embargar?

Todos aquellos bienes que no sean de primera necesidad se pueden embargar para pagar la deuda pendiente. Estos materiales pueden ser: 

  • Dinero o cuentas en el banco. 
  • Títulos financieros. 
  • Joyas, arte, pinturas,etc. 
  • Rentas. 
  • Inmuebles 
  • Salarios.
  • Créditos de fácil y pronto cobro.
  • Alhajas
  • Bienes muebles en general.
  • Automóviles.
  • Bienes raíces.

¿Qué muebles no se pueden embargar?

No obstante no hay que dejarse engañar, pues por ley, los bienes de primera necesidad no se pueden embargar, por ejemplo: 

  • Colchones, despensa y ropa
  • Libros 
  • Instrumentos musicales 
  • Máquinas o instrumentos que sirvan al deudor para la enseñanza de alguna técnica 
  • Las pensiones

 

Sobre los embargos de industria, comercio y empresa, la Administración Pública dispone de los derechos y de los bienes de una empresa siempre cuando prevea que sus directivos comprometen su solvencia y el pago de sus obligaciones tributarias. 

Además, en estos casos, el organismo competente nombra a un funcionario como administrador del negocio.

¿Cómo se clasifican los embargos? 

Lo primero que hay que aclarar es su clasificación, un embargo puede ser preventivo o ejecutivo, y aunque no lo parezca hay un mundo de diferencia que puede significar perder o no tus bienes. 

Embargo preventivo 

El preventivo se trata de una medida que consiste en inmovilizar los bienes del deudor, es decir, siguen en su poder, pero no puede disponer de ellos, por consiguiente, se logra que el moroso no los venda.  

Embargo ejecutivo  

En tanto, el embargo ejecutivo es aquel por el que la autoridad judicial ordena retener los bienes y proceder inmediatamente a su venta para liquidar la deuda correspondiente.

¿Qué monto me pueden embargar?

El objetivo del embargo es resarcir el daño al acreedor, por lo tanto debes saber que el valor de los bienes embargados debe ser mayor a la cantidad de la deuda. 

Pero eso no es todo, el deudor también debe pagar los gastos derivados de los juicios y los intereses que haya generado la deuda durante el tiempo que dure el proceso. 

Ahora, para que el embargo pueda efectuarse, los elementos patrimoniales deben pertenecer al deudor y debe ser posible su venta; es decir, que se puedan transformar en dinero, aunque hay sus excepciones que te contaremos más adelante. 

Quizá te interese: ¿Coppel puede embargarte? 

¿Cómo evitar un embargo de bienes? 

El embargo es algo que no se le desea a nadie, y aunque ya hayas dejado de pagar y tu deuda sea elevada, hay mecanismos para evitar llegar hasta ese extremo y sigas conservando los bienes que te has ganado con esfuerzo.  

Una buena opción es recurrir a una reparadora de crédito como resuelvetudeuda.com, empresa de tecnología financiera que te ayuda a negociar una reducción en el monto del préstamo que le adeudas a la institución financiera. 
Los asesores de Resuelve tu Deuda pueden conseguir un descuento de hasta 70 por ciento de tu deuda original, la cual puedes pagar a tu ritmo, pero no sólo eso, también te ayudarán a crear un plan para que nunca te vuelvas a endeudar y tengas unas finanzas sanas. 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *