¿Me pueden embargar por una deuda de tarjeta de crédito?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

En Internet existen muchos mitos sobre la posibilidad de que una persona pueda ser embargada por un adeudo en una tarjeta de crédito. Se trata de una fuerte preocupación para las personas que tienen grandes atrasos en sus mensualidades y que no saben la forma de ponerse al corriente.

Sobre el tema también existen malas prácticas aplicadas por los deudores o conceptos poco entendidos que pueden provocar una preocupación mayor sobre este problema y hacerlo tomar una decisión equivocada.

¿Tienes deudas con bancos? ¡Sigue leyendo! 

¿Qué es un embargo? 

Es cuando el banco o financiera, tiene derecho a reclamar lo que es suyo, en este caso si hay bienes que dejaste de garantía por una deuda que no has pagado, la institución tiene derecho a despojarte de tus pertenencias siempre y cuando se te haya notificado con anterioridad y que el embargo lo aprobó un juez. 

En caso de que cobranza te amenazó con un “embargo”, es probable que se trate de una falacia, por lo que tienes derecho a presentar una queja en la REDECO, que administra las buenas prácticas de los departamentos de cobranza, pertenece a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Bienes que sí son embargables: 

  • Joyas. 
  • Relojes 
  • Bienes raíces. 
  • Objetos de crédito. 
  • Sueldos y pensiones. 

Bienes que no se pueden embargar: 

  • Herramientas para desempeñar el trabajo del deudor. 
  • Libros. 
  • Muebles de uso diario. 
  • Armas y caballos. 

Entonces, ¿me pueden embargar por una deuda en la tarjeta?

Hay que dejarlo claro desde el principio. Es posible que puedan embargar los bienes a una persona que no ha pagado su tarjeta de crédito. 

Legalmente, un banco puede demandar a un deudor e iniciar un proceso penal que puede provocar la orden de un juez para despojar a su cliente de una parte de su patrimonio y con ello recuperar algo o la totalidad del dinero otorgado a partir de la tarjeta de crédito.

Pero en la práctica, debido a los altos costos que representa para el banco así como lo prolongado y engorroso del proceso legal, este tipo de demandas pocas veces llegan a la realidad.

¡Se deben pagar las deudas!

Hay que resaltar el punto más importante de este tema, el hecho de que no ocurra una demanda por adeudo de una tarjeta de crédito NO significa que se deben de dejar de pagar al banco.

Además de un golpe importante a tus finanzas, es muy mala decisión dejar de cumplir con los pagos mensuales a los que te comprometiste e incluso firmaste un contrato. Recuerda también que incumplir con las mensualidades de las tarjetas provocará una mancha en tu historial en el burodecredito.com que te impedirá solicitar préstamos, lo cual se convertirá en un dolor de cabeza en el futuro.

En caso contrario que por un mal momento en tu trabajo o una situación fuera de tu control dejas de pagar las tarjetas, recuerda que existen alternativas para corregir el camino y ser un buen deudor.

De la deuda a la negociación

Después de unos días de que el banco ha detectado que has dejado de pagar la tarjeta, comienza un largo proceso de negociación que, si se realiza correctamente, puede resultar provechoso tanto para el cliente como el banco:

  • Una vez que dejas de pagar, una empresa dedicada al cobro de deudas, conocida como despacho de cobranza, contratada por el banco comenzará a llamarte para que te pongas al corriente en tus pagos. 
  • Si pasan los días y no tienes la posibilidad de ponerte al corriente, el despacho de cobranza empezará a mandarte cartas con propuestas de negociación para liquidar tus adeudos.
  • Debes considerar que algunos despachos pueden asustar a sus clientes como estrategia de pago, lo cual puede ser considerado como una práctica prohibida por condusef.gob.mx. 

  • En el hipotético caso de que tu deuda implique una demanda por parte del banco o empresa, un juez deberá notificarte y también tendrías la oportunidad de buscar opciones para negociar y defenderte.
  • Si llegas a esta parte del proceso, ármate de paciencia porque pueden pasar años para tener una resolución final por parte de la autoridad judicial y conocer el impacto de un posible embargo de tus bienes.

Te decimos: ¿Cómo salir de deuda con bancos

¿Cómo puedo pagar mis deudas de tarjeta de crédito? 

Si por cualquier circunstancia empiezas a detectar problemas en tu capacidad de pago o ya te has atrasado con las mensualidades de tu tarjeta, es buen momento para buscar una solución práctica que no afecte a tu bolsillo, tal es el caso de una reparadora de crédito. La mejor decisión es evitar que la deuda crezca y se convierta en una bola de nieve que te genere problemas financieros y personales

Pero, ¿qué es una reparadora de crédito? 

Es una empresa que negocia con tu banco con el fin de que tengas un descuento que te ayude a liquidar y pagues menos. El modelo de la reparadora de crédito en Estados Unidos, lleva desde los 90’s. Sin embargo, en México tan solo 10 años. La primera reparadora de deuda se llama Resuelve tu Deuda, lleva 175 mil cuentas liquidadas y es líder en el mercado financiero. 

¿Qué requisitos necesito para entrar a una reparadora de crédito? 

  • Tener compromiso de liquidar tu deuda. 
  • Que tu deuda sea negociable. (Esto depende de la tienda o banco con quien tienes tus deudas) 
  • Deudas mayores a 35 mil pesos. 
  • Tener atrasos de al menos dos meses. 

El instrumento de reparadora de deuda es un aliado para aquellas personas que no tienen posibilidad de abonar más a su cuenta corriente. La empresa hace un plan que se ajuste a tus necesidades económicas, con el fin de pagar cada mes cierta cantidad. Es muy importante ser puntual con tus pagos, en caso de que no puede que te atrases en el programa y no liquides en el tiempo estipulado. 

Las tarjetas de crédito en su mayoría son negociables, pero no olvides que pagar a tiempo te puede evitar problemas y que tu Buró se vea afectado, mejor abona y sigue manteniendo un historial intacto. 

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes