Aunque no lo creas, al igual que tú o yo, el país, es decir, el gobierno también tiene la necesidad de pedir prestado para financiar ciertos gastos, y muchas veces lo hace mediante empresas o instituciones financieras que radican en el extranjero, e inclusive a través de los mismos gobiernos de otras naciones.

Pero aguas, el gobierno no pide prestado para comprarse el último celular o la mejor computadora. En teoría el financiamiento que solicita, por el cual paga una tasa de interés es para concretar los proyectos y obras que se traza año con año. 

¿Qué es una deuda? 

Según la Real Academia Española (RAE), una deuda se puede definir como lo siguiente: “Obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero.” México, y cada ciudadano que vive en este país tenemos una deuda. Pero, ¿con quién?

¿Qué es la deuda externa y cómo se divide?

La deuda externa de México es el conjunto de obligaciones crediticias que tiene un gobierno con acreedores que residen en el extranjero.

Aunque sólo estamos abarcando la deuda externa del país, hay que tomar en cuenta que este concepto se divide en dos: 

  • Deuda pública. Es precisamente las obligaciones crediticias que adquiere el gobierno de un país y sus instituciones. 
  • Deuda privada. Ésta es aquella que ha sido contraída por las empresas y familias de un país, es decir, si pediste prestado en el extranjero, eres parte de la estadística.   

Para dejarlo aún más claro, los acreedores extranjeros pueden ser bancos internacionales, gobiernos de otros países, u organismos globales como el Fondo Monetario Internacional ( www.imf.org) o el Banco Interamericano de Desarrollo (www.iadb.org). 

¿A quién le debe México?

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (www.gob.mx/shcp) la deuda externa del sector público, equivale a aproximadamente a 18% del producto interno bruto del país. 

El PIB, como se le conoce popularmente, es el conjunto de los bienes y servicios producidos en un país durante un espacio de tiempo, generalmente un año.

Si el producto interno bruto del país ascendió en 2018 a aproximadamente 20 billones de pesos, significa que el país le debe a otras naciones o entes internacionales, alrededor de 1.8 billones de pesos.

Pero concretamente, ¿a quien le debemos todo ese dinero? De acuerdo con la misma Secretaría de Hacienda, se divide de la siguiente manera. 

  • 37% a Estados Unidos
  • 22% a Alemania 
  • 15% a organismos financieros internacionales 
  • 5% a Francia 
  • 4% a Japón 
  • 4% a Suiza 
  • 4% a otros 
  • 1% a Canadá 

La mitad de esa deuda ha sido contraída directamente por el gobierno federal y la otra mitad por Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad y otras empresas estatales.

¿Cómo me afecta la deuda externa? 

Se dice que si dividieramos la deuda externa del país entre cada habitante mexicano, nos tocaría pagar aproximadamente 50 mil pesos para liquidarla de una vez por todas y partir de cero; sin embargo, eso no pasará.  

La deuda externa no tiene un impacto directo en la población, pero sí muchas indirectas, por eso hay que prestarle atención. 

No hay ningún problema en que un país tenga deuda, ya sea interna o en el extranjero, el problema viene cuando el nivel de endeudamiento crece a niveles que comienzan a ser insostenibles. 

En ese caso, la primera consecuencia es que el financiamiento que pida el gobierno cada vez será más caro, pues los acreedores tendrán la sensación de que existe el riesgo de que el país deje de pagar sus obligaciones. 

Es precisamente ese riesgo el que te comenzará a afectar, pues el dinero que circula en el país comenzará a ser más caro. 

Lo primero que te hará darte cuenta de que algo no anda bien es tu tarjeta de crédito, pues ese instrumento está a tasa variable, lo que significa que si el dinero se encarece, tu banco, lo primero que hará será subir la tasa de tu plástico. 

Pero no todo termina ahí, la próxima vez que te acerques a una institución financiera te darás cuenta que la tasa de interés que te ofrecen es más elevada. Lo anterior significa que pagarás más por un mismo préstamo. Así que no pierdas de vista la deuda externa. 

Diferencias de una deuda pública y una deuda privada

 

Deuda pública 

 

  • Es responsabilidad de todo el país. 
  • No impacta directamente tu economía. 
  • No tienes la obligación de pagarla cada mes. 

 

Deuda de tarjeta de crédito o privada. 

 

  • Se debe pagar cada mes. 
  • Afecta directamente tu economía. 
  • Es responsabilidad tuya. 
  • Puede haber consecuencias en caso de no pagar.

¿Qué hacer en caso de tener deudas con una tarjeta de crédito? 

 

Si tiene problemas de endeudamiento y la economía no va del todo bien, debido a las deudas que tiene el país: puede dañar tu patrimonio. Incluso, es recomendable ahorrar un 10 por ciento de tu sueldo o ingreso para tener un fondo de ahorro de emergencias: este evitará que te compliques en situaciones donde la volatilidad internacional es incierta. 

 

En caso de tener deudas y no puedas solventarlas, te recomendamos recurrir a una reparadora de crédito, estas te ayudarán a pagar tus cuentas pendientes a través de un descuento que negociarán con tu banco o institución financiera con el fin de que te libres de deudas. 

 

No olvides que tener una administración financiera sana, te ayudará a no tener problemas financieros. ¡Cuida tu dinero! 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *