Cientos de historias se han contado sobre los abusos de los bancos a la hora de endeudarte con ellos, algunas verdaderas otras no, pero lo que es cierto es que a casi todo el mundo le llega el miedo de tener una deuda bancaria. 

El miedo ante un compromiso de este tipo puede ser justificado, y más si alguien de confianza nos llega a contar una historia de terror que tuvo con algún banco, pero la verdad es que en la actualidad tenemos muchísima información a nuestro alcance para conocer, analizar y determinar si nos conviene una deuda de este tipo o no. 

Antes de decidir endeudarnos con un banco tenemos que respondernos algo básico: ¿es necesario adquirir una deuda así? Posiblemente, cuando nos hacemos una pregunta la respuesta sea sí, pero también habrá que analizar si no es necesario. 

Quizá te interese: ¿me pueden embargar por una deuda de tarjeta de crédito? 

¿Tener una deuda con el banco o no? 

Ya que reconocemos que sí requerimos endeudarnos con el banco, lo siguiente que hay que hacer es comprometerse a que liquidar esa deuda no signifique pagar más de 30% de nuestros ingresos mensuales, pues esa es una regla de oro no escrita a la hora de endeudarnos. Aquí hacemos una pausa, porque hay que señalar que si lo que obtenemos producto de nuestro trabajo se usa, en su mayor parte, para pagar deudas, la tranquilidad y nuestra estabilidad financiera se verán comprometidas seriamente.

Para saber si una deuda va a rebasar en 30% nuestros ingresos primero debemos de informarnos sobre las condiciones del adeudo qué vamos a adquirir, especialmente: interés, tiempo de pago, si existen seguros que también haya que cubrir, el Costo Anual Total (CAT) y, sobre todo, comparar con varios productos del mercado. 

En la actualidad, existen diversos instrumentos que pueden orientar sobre las condiciones de una posible deuda, por ejemplo, existen calculadoras que ayudan a comparar entre varios productos que ofrecen las instituciones financieras. 

Comparadores de servicios financieros 

En la página de la Condusef.gob.mx se ofrecen varias calculadoras para conocer las condiciones que se ofrecen en el sistema financiero en varios tipos de productos. 

Vamos a imaginar el caso de Juan, que es una persona de más o menos unos 30 años, que percibe un ingreso de 10,000 pesos mensuales y busca un crédito personal para comenzar un emprendimiento personal. El monto que piensa pedir es de cerca de 50,000 pesos a un plazo de 6 meses. 

Según, lo presentado por la calculadora de Condusef, por un crédito de estas características, hay seis empresas financieras que podrían dar el préstamo (un banco, una sociedad cooperativa de ahorro y préstamo y cuatro sociedades financieras populares). El total a pagar, al cabo de esos seis meses, va desde los 55,567 pesos a los 63,692 pesos. 

Ahora, digamos que Juan puede afrontar este compromiso y pagar en tiempo y forma. Si esto sucediera seguro se reflejaría positivamente en el Buródecrédito.com.mx y en compromisos futuros de este tipo podría acceder a mejores condiciones de un préstamo. 

Pero también veamos el otro lado de la moneda. En caso de que Juan no pudiera pagar en tiempo y forma, y a lo largo de su vida financiera tuviera que estar pidiendo a los bancos sólo para liquidar deudas, esto se reflejará en su historial crediticio y posiblemente cada vez tendría más obstáculos para alcanzar un crédito y si lo hace, tal vez sería en condiciones poco favorables. 

¿Cómo negociar con el banco una deuda? 

Ahora, en caso de que Juan ya no pueda cumplir con sus compromisos financieros, tendríamos que recordarle que en primera no se debe de esconder, pues podría tener  consecuencias hasta legales, ya que el banco está en todo su derecho de reclamar lo que prestó. Lo más recomendable de todo es siempre dar la cara y tratar de llegar a un buen arreglo con las entidades financieras. 

Sin embargo, no siempre se puede llegar a un acuerdo, pero para tener la tranquilidad de que se va a poder salir de esta situación, pues por lo regular deber y no poder pagar podría generarnos angustias y preocupaciones, es preferible buscar la ayuda de expertos, como las reparadoras de crédito, que pueden asesorarte y ayudarte ante tu acreedor, ofreciéndote soluciones de acuerdo a tu realidad.  De no llegar a un acuerdo ¿puede haber un embargo?  

¿Qué es una reparadora de crédito? 

Una reparadora de crédito te ayuda a negociar con tu banco o financiera con el fin de que liquides a través de un descuento, mientras tu ahorras, ellos llegaran a un acuerdo para librarse de deudas.  Una vez termines de liquidar, tiene la opción de mejorar 

¿Cómo negocia la deuda con el banco?  

Una vez que entres al programa de reparación de crédito, pondrán un asesor financiero a tu servicio, este te explicará el funcionamiento del programa. La reparadora lo que hace es lo siguiente: 

 

  • Evalúan un presupuesto de ahorro y liquidación de deuda. 
  • Calcula tus cuotas para los siguientes meses. 
  • Se acerca con tu banco con el fin de negociar. 
  • Llega a un trato con tu institución financiera o bancaria y te lo comparte. 
  • El ahorro que lleves se utilizará para pagar tus cuentas. 
  • Liquidas la deuda y te otorgan carta finiquito.

¿Cómo evitar endeudarse con el banco? 

Entonces, las deudas no siempre son sinónimo de dolor de cabeza por tener trato ante un banco, u otra entidad financiera; informarte sobre las condiciones del crédito y comparar para elegir siempre la mejor opción adecuada a nuestras necesidades, te pueden ayudar a sortear de mejor manera la deuda que pretenda adquirir. 

La mejor manera de liquidar tus cuentas es pagando a tiempo, que tus deudas no rebasen el 30 % de tus ingresos y en caso de caer en impagos, busca hacer una consolidación de deudas, reunificación o una reparación de crédito. 

 

En las primeras dos puedes acercarte a tu banco y exponerles tu caso, para ver de qué forma te pueden ayudar. No todas las instituciones están obligadas a otorgar un apoyo. Las figuras de reparadora de crédito pueden negociar con tu banco para llegar a un acuerdo, la ventaja es que tienes a un asesor financiero que no te dejará solo. 

 

La reparadora de deuda líder en el mercado mexicano es Resuelve tu Deuda que fue la primera en incursionar en el país. Tiene 10 años de experiencia y ha liquidado más de 175 mil deudas.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *