¿Cómo negociar una deuda de tarjeta de crédito?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Cualquier persona está expuesta a pasar por un mal momento económico y tener problemas para pagar sus deudas. Antes de caer en la desesperación o creer engaños de soluciones fáciles e inmediatas, existen alternativas para corregir la situación y evitar quebrantos en las finanzas personales y familiares.

En el caso específico de las tarjetas de crédito, si sientes que ya no llegas a la siguiente mensualidad o de plano ya acumulas varios pagos atrasados, el banco que te otorgó la tarjeta tiene algunas alternativas para negociar contigo.

Si lograr llegar a un acuerdo con tu banco, es factible que entres a un esquema má accesible que, además de ayudarte a liquidar tus compromisos, evitará que afecten tus ingresos y mantendrás un buen historial crediticio en el burodecredito.com

¿Cómo negociar una deuda?

Quizá te interese: ¿Se puede negociar la deuda externa

El punto clave es no dejar crecer las deudas. Creer que “luego” te podrás recuperar y ponerte al corriente con las mensualidades es uno de los principales errores, ya que se acumulan intereses que al paso del tiempo se vuelven impagables.

Así, el momento ideal para acercarte con tu banco y negociar nuevas condiciones de pago de tu tarjeta es justo cuando detectes que no podrás seguir pagando de forma habitual. 

Toma en cuenta que lo más importante es detener la deuda antes de que crezca. Esto ayudará a salir con mayor facilidad del bache financiero por el cual estás atravesado.

Si lamentablemente se han acumulado las mensualidades sin pagar y el monto que debes es considerable, no lo pienses más y acude a tu banco a exponer tu situación. Estas instituciones tienen esquemas que podrían beneficiarte para hacer más ligera tu deuda. A continuación exponemos en qué consisten.

¿Qué opciones tienes para pagar una deuda?

  1. Consolidar las tarjetas

Si tienes varias tarjetas y se ha vuelto un dolor de cabeza pagar todas las mensualidades esta opción podría ayudarte. El banco te da la posibilidad de que juntes todos tus créditos en uno solo, inclusive siendo de bancos distintos. Además, te ahorras el pago de varias comisiones al agruparlas en una tarjeta.

 La recomendación, si llegas a ocupar esta alternativa, es que no olvides cancelar las tarjetas que ya no vas a utilizar además de buscar el banco que te ofrezca las mejores condiciones, tal es el caso de una atractiva tasa de interés.

Esta forma de negociación es muy buena en caso de que comiences a sentir complicaciones en tus pagos mensuales, con lo que consolidar en una sola tarjeta muchas deudas puede aligerar la carga.

  1. La reestructuración

En este caso entramos con usuarios de tarjetas de crédito con un grado más complicado de deudas. Así, el banco puede

dar la alternativa de ampliar el pago, reducir la tasa de interés e incluso entrar en un esquema de pagos fijos.

Cabe resaltar que esta negociación con el banco no mancha tu historial en el burodecredito.com, ya que demuestra que tienes voluntad de pagar y estás buscando una alternativa con la institución financiera.

  1. La quita

Se trata del esquema de negociación más estricto, debido a que te dejará una mala calificación en tu historial de crédito, ya que no pagaste la totalidad de tu deuda. 

En términos generales, una quita es un descuento que hace tu banco a una deuda que ya no podrás pagar y el monto a reducir dependerá de cada institución financiera.

  1. Asesoría profesional

Además de la opción de acudir con tu banco a renegociar la deuda de tu tarjeta de crédito, una alternativa es apoyarte con una reparadora de crédito.

En este caso, entrarás en un esquema de quita, y la firma reparadora se encargará de negociar con la institución financiera los mejores términos para acabar con tu deuda y te propondrá un esquema de ahorros con los cuales acabarás tus pendientes financieros en un plazo razonable.

¿Cuál es la deuda externa de México? 

 

¿Negociar la deuda solo o con una reparadora de crédito? 

Conseguir un trato con el banco no es cosa fácil, pues debes llegar a las personas correctas para que accedan a tener un acuerdo contigo. Pero, ¿qué ventajas y desventajas tienes al momento de negociar tu deuda por ti solo o con una reparadora de crédito? 

 

Ventajas de negociar con una reparadora de crédito

 

  • Asesoría financiera
  • Educación financiera. 
  • Plan de ahorro personalizado.
  • Opción de mejorar tu Buró de Crédito al finalizar el programa. 

Desventajas de negociar tú solo: 

  • No hay conocimiento del área. 
  • No hay información de cómo negociar paso a paso, con quién comunicarse y cómo persuadir al banco para un trato. 
  • No cuentas con el ahorro suficiente para liquidar. 

 

Tener asesoría financiera puede ayudarte a enfrentar tus problemas económicos con el conocimiento adecuado para tomar decisiones que te ayuden a mejorar tu economía. Es importante señalar que ahorrar el 10 % de tus ingresos te ayudará a mejorar tus finanzas y con eso liquidar.

¿Cómo evitar una deuda con tarjetas de crédito?

 

Si tu capacidad de pago es menos que tu deuda, no adquieras más: debido a que puedes caer en sobregiro de tus tarjetas y así comenzar a generar intereses moratorios. Pero, ¿qué puedes hacer para evitar que tus plásticos se saturen? 

 

  • Ahorra el 10 % de tu salario, así harás un fondo de emergencias para cualquier deuda que te salga de las manos. 
  • Tus deudas no deben superar el 30 % de tus ingresos. 
  • Paga puntual. 
  • Aprovecha los meses sin intereses a favor. 
  • Paga con puntos algunos de tus servicios. 
  • Evita utilizar tu tarjeta de crédito en “emergencias”. 

 

Cuidar tu dinero, traerá como consecuencia tener mejores rendimiento en tus finanzas personales. El ahorro puede enriquecer tu cartera. La inversión para un negocio puede ayudarte a tener ingresos extras aunado a tu nómina o ganancias mensuales.

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes