¿Préstamos para pagar más deudas?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

La idea no suena mal e incluso parece de sentido común, muy similar a la frase popular “un clavo saca otro clavo”, pero no, una nueva deuda para pagar una anterior en la mayoría de los casos se vuelve un dolor de cabeza y un severo problema para el bolsillo.

En un momento de desesperación, una persona que ya no puede pagar una deuda podría recurrir a conseguir un nuevo préstamo o, si se trata de tarjetas, ocupar una para liquidar aquella que se encuentra hasta el tope.

El problema de fondo es que, en la mayoría de los casos quien se endeuda para pagar deudas cae en una bola de nieve que puede arrastrarlo a una situación inmanejable de sobreendeudamiento, ya que después volverá a solicitar otro préstamo hasta que ya nadie quiera darle crédito o acabe con todas sus tarjetas.

Así, se debe recordar la regla básica del endeudamiento: nunca debe rebasar el 30% de los ingresos. Si supera ese límite, es altamente probable que tenga que reducir gastos en alimentación o educación para ponerse al corriente con sus compromisos financieros.

Un nuevo crédito será más caro

Se debe recordar que al pedir un préstamo adicional si ya se tiene uno contratado con anterioridad, es muy posible que se obtenga un monto menor al solicitado y que se trate de un crédito mucho más caro, con altas tasas de intéres.

En el caso de las tarjetas de crédito, la situación puede ser un poco más complicada. Si se decide pagar un plástico con otro o incluso solicitar uno nuevo para aminorar los atrasos, llegará el momento en que se tengan varias deudas simultáneamente, ya que se deberá de liquidar mes a mes el mínimo de cada tarjeta y los intereses acumulados.

Se han documentado casos en que endeudarse para pagar otras deudas a llevado a historias de terror donde un préstamo pequeño se eleva a cientos de miles de pesos.

Busca soluciones a tus deudas

Te interesa: una oración para salir de deudas

En el primer momento en que se detecta un problema para pagar una deuda, lo mejor es buscar las mejores alternativas para liquidar y no comprometer el salario o los ahorros.

En dichos casos, los bancos ofrecen la posibilidad de negociar una deuda y existe la posibilidad de reestructurar el crédito en las condiciones que nuestro bolsillo pueda costear. Es altamente probable que puedas llegar a un acuerdo con tu banco exponiendo tu capacidad de pago y que se genere un esquema acorde a tus ingresos.

Si desafortunadamente ya tienes problemas para liquidar alguna de tus deudas, además de recurrir con tu institución financiera y exponer tu situación, también tienes la opción de acudir con una reparadora de crédito. 

Este tipo de empresas diseñan un esquema en el que de negociar con tu banco, te propondrán un modelo de ahorro acorde a tus posibilidades y al paso de varios meses podrás liquidar tu deuda sin presionar tus finanzas personales o de tu familia.

¡Cuida tu historial crediticio!

Recuerda que, además del dolor de cabeza que representa no tener dinero para pagar compromisos financieros, también se generan problemas adicionales como tener una mala evaluación en burodecredito.com.mx.

En ese sentido, te recordamos que tener un mal historial crediticio te cerrará las opciones de solicitar un préstamo e incluso pueden pasar años en que se pueda corregir esta situación y te quedes con las ganas de contratar algún crédito para comprar algo que necesites, salir de vacaciones, hacer mejoras en la casa, invertir en un negocio propio, por mencionar algunos ejemplos.

¿Cuáles son las oraciones para salir de deudas

Debes tener presente que tener deudas no es algo malo y que, si se manejan correctamente, pueden ayudarte a mejorar tu nivel de vida. Así, puedes informarte leyendo nuestro blog y quitar tus dudas sobre el manejo de tu dinero. En caso de que ya sientas que no puedes pagar, te recomendamos acudir con especialistas para obtener la mejor solución al problema.

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes