Acabar con ese préstamo que parece interminable es posible con disciplina y apretándose un poco el cinturón. Los préstamos son una buena opción para mejorar nuestro nivel de vida pero hay que ser cuidadoso en su manejo para no convertirlas en un problema.

Lamentablemente, en México 40 de 10 adultos tiene problemas para pagar sus deudas, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Educación Financiera de la cnbv.gob.mx.

Así, existen varias fórmulas para acabar con los problemas en atraso de pagos. Sin embargo, para poder aplicarlas debes conocer primero qué tipo de deudor eres.

¿Qué es una deuda? 

Una deuda es una obligación que se tiene cuando se adquiere un compromiso financiero, por ejemplo, un crédito, el cual tenemos que liquidar conforme al tiempo y condiciones establecidas en el contrato si no estaríamos faltando a esa obligación, lo cual nos podría generar conforme dejemos de pagar.

¿Qué pasa si no pago mis deudas? 

El no pagar una deuda puede tener diversas consecuencias de acuerdo al tiempo de no pago, que puede ser desde una llamada de algún asesor de la institución acreedora, la acumulación de intereses e incluso, hasta la llegada a un proceso judicial con la finalidad de embargar tus bienes.

Una vez que dejes de pagar tu deuda conforme a los tiempos establecidos, las instituciones financieras comenzarán con el cobro de intereses que harán que tu deuda se vuelva mayor, lo que posiblemente hará más complicado el que liquides dicho adeudo.

Posteriormente, las instituciones financieras te buscarán, ya sea mediante correos electrónicos o llamadas telefónicas, lo cual puede ser molesto y puede causar estrés a ti y a tu familia. Para evitar esto, recuerda siempre respetar tus fechas de corte y de límite de pago, con el fin de tener alguna molestia al respecto.

Recuerda que las instituciones financieras, o los despachos de cobranza, deben de respetar apegándose a los siguientes lineamientos:

  • No llamar a deshoras.
  • Siempre identificarse.
  • Evitar amenazas o insultos a la persona deudora o a su familia.
  • No deben de amenazar con supuestas demandas.

En caso de que los acreedores no tengan éxito en ninguno de los pasos anteriores, posiblemente inicien un juicio civil que tiene la finalidad de embargar bienes a tu nombre que cubran el monto adeudado; sin embargo, esto es un proceso complicado que los acreedores prefieren evitar, por lo que es mejor llegar a un acuerdo antes de llegar a estas instancias.

¿Puedo ir a la cárcel si no pago mis deudas? 

No. En México, según el artículo 17 de la Constitución Política, ninguna persona puede ir e la cárcel por alguna deuda de carácter civil; sin embargo, el no pagar puede llevar a muchos problemas ajenos al encarcelamiento.

 

En primera, se puede vivir en un constante estrés de saber que se quiere, pero no se puede liquidar la deuda. En este caso, existen opciones como las reparadoras de crédito que te pueden ayudar a llegar a un acuerdo, según tus posibilidades, con la institución acreedora.

¿Cuáles son los tipos de deudor?

  1. Amateur

Regularmente se trata de personas que olvidan la fecha de pago de sus tarjetas y en consecuencia se les acumulan intereses. No obstante, procuran ser cumplidos y se ponen al corriente uno o dos días después de que venció su mensual. En este caso, la recomendación es establecer algún tipo de recordatorio, por ejemplo, en el calendario del teléfono móvil y programar una alerta días antes para llevar en tiempo los pagos de las tarjetas o de cualquier otro tipo de préstamo.

  1. Profesional

Se trata de personas que regularmente dejan de pagar sus compromisos financieros. Sin embargo, en un momento deciden hacer un esfuerzo por pagar sus deudas, ya sea sacrificando otros gastos e incluso tomando una parte de sus ahorros. En este punto, ya comienzan a tener mala calificación en burodecredito.com y es muy probable que un banco u otra institución financiera les niegue un préstamo debido a su mal historial. 

Para este tipo de deudor, se recomienda diseñar un presupuesto en el cual se designe una partida específica para ponerse al corriente en sus atrasos. Asimismo, puede tener alguna asesoría con especialistas para controlar su grado de endeudamiento.

  1. Extremo

Lamentablemente, en este nivel, el tamaño de la deuda sobrepasa los ingresos y cualquier capacidad de pago. Se trata de personas que dejaron acumular miles de pesos en intereses y préstamos sin pagar, con lo que no tienen ninguna posibilidad de obtener algún crédito o dinero adicional para disminuir la carga de su deuda.

A la par, su grado de endeudamiento es muy probable que ya haya afectado otros aspectos de su vida personal o familiar, con una merma significativa en sus ingresos.

Para este tipo de deudor la mejor opción es acercarse a una reparadora de crédito.  Si te preguntas cómo sales deudas obteniendo este servicio, te explicamos.  Ellos negociarán con el banco, propondrán un periodo razonable para el pago y te diseñarán un esquema de ahorro para cubrir con tus compromisos financieros. Si se respeta la propuesta, el deudor extremo podrá terminar con su pesada carga  y saneará sus finanzas personales

Reparadora de Crédito: Cura Deuda

¿Cómo puedo evitar endeudarme? 

Se debe recordar que cualquier deuda no debe rebasar 30% de nuestros ingresos. Al mantenerse en este rango, nos quedará dinero suficiente para cubrir gastos importantes en nuestra vida como el pago de vivienda, alimentación, salud, educación, por mencionar algunos.

Si se rebasa dicho porcentaje de lo que se destina del sueldo a pagar préstamos u otro tipo de compromisos financieros, se considera un sobreendeudamiento. Esta situación que tiene efectos negativos tanto en el manejo del dinero como en aspectos personales.

Es muy importante quitarse la idea de que las deudas son malas. Solicitar préstamos y utilizar correctamente la tarjeta de crédito nos abre la puerta a muchas oportunidades de crecimiento. Desde la adquisición de una casa y otro tipo de bienes, hasta para emprender un negocio. 

¿Cura Deuda es confiable? 

No existen remedios mágicos

Otra recomendación básica es evitar caer en pánico y dejarse llevar por “soluciones mágicas” que pueden encontrarse en internet o supuestas recomendaciones de conocidos que salieron de sus deudas de la noche a la mañana. En la mayoría de los casos se trata se fraudes que nos harán pasar un mal rato y provocarnos una pérdida de tiempo y dinero.

Si en este momento consideras que ya no puedes pagar tus deudas, acércate a con tu banco a tratar de negociar y también consulta con una reparadora de crédito. Estás a tiempo de solucionar el problema.

 

¿Cómo salir del sobreendeudamiento? 

 

Si ya tienes problemas para pagar tu deuda y no les ves salida, porque por más que abonas el mínimo no logras liquidar, los intereses ya te rebasan y buscas una salida a tus problemas financieros. Afortunadamente sí existe una reset a tu vida financiera, y esta la puedes hacer a través de una reparadora de crédito. 

 

Las reparadoras de crédito pueden ayudarte a pagar tus cuentas con un descuento que negocian con tus acreedores, con el fin de que pagues menos, el banco recupere lo perdido y tu elimines tus deudas. 

 

Estos instrumentos sirven para ayudar a las personas con sobreendeudamiento, haciendo que paguen menos por sus deudas y asesorandolos sobre las acciones que debe tomar respecto a su administración financiera. Cuidar de tu dinero es muy importante, por eso te dejamos los requisitos que necesitan para entrar a una reparadora de crédito. 

 

  • Tener atrasos en tu deuda. 
  • Contar con disponibilidad para ahorrar. 
  • Compromiso con tus deudas. 

 

Tener tus cuentas saldadas te ayudará a que vuelvas a ser sujeto a crédito, sin embargo, para cuando te vuelvan a aprobar un crédito es necesario que cuides tus finanzas. Lo ideal es que tus deudas no rebasen el 30 % de tu salario, si no perderás la capacidad de pago. ¡Cuida tus finanzas! 

¿Puedo ir a la cárcel si no pago mis deudas? 

No. En México, según el artículo 17 de la Constitución Política, ninguna persona puede ir e la cárcel por alguna deuda de carácter civil; sin embargo, el no pagar puede llevar a muchos problemas ajenos al encarcelamiento.

 

En primera, se puede vivir en un constante estrés de saber que se quiere, pero no se puede liquidar la deuda. En este caso, existen opciones como las reparadoras de crédito que te pueden ayudar a llegar a un acuerdo, según tus posibilidades, con la institución acreedora.

 

¿Puedo salir de mis deudas pagando solo el mínimo? 

El pago mínimo es la opción que brindan las instituciones financieras para mantener vigente la línea del financiamiento. Por ejemplo, si una persona contrata una tarjeta de crédito con un monto vigente de 10,000 pesos, sólo se requerirá el abono mínimo cada mes para que se pueda seguir utilizando esa cantidad.

Sin embargo, esto genera intereses que se acumulan y esto hace que se alargue la vida de tu deuda, pero no quiere decir que se avance en el pago total del adeudo.

Esta opción conviene sólo cuando no se puede hacer frente al saldo completo de la mensualidad y cómo una opción cuando se pasa por un bache financiero. Para usar este mecanismo, es importante conocer desde antes de la contratación del crédito, el porcentaje del pago mínimo.

¿Cómo salir de deudas con prestamistas? 

En el ecosistema financiero mexicano existe la posibilidad de poder llevar tus deudas a otra institución a cambio de pagar una tasa menor o tener condiciones más flexibles, según tus posibilidades, para poder liquidar el adeudo. A este mecanismo se le conoce como consolidación de deudas.

 

Asimismo, mediante este mecanismo, puedes juntar todas tus deudas en una sola, lo que te hará tener mejor control en tu vida financiera y sin la necesidad de recordar cada fecha de pago de cada uno de tus préstamos en activo.

Para que sea un éxito la consolidación de deudas mediante una institución diferente a la que originalmente pactadas, es necesario seguir las siguientes recomendaciones:

  • Asegurarse que la tasa de interés sea más baja que las de todas tus deudas que vas a consolidar.
  • Realizar un presupuesto para conocer tu verdadera capacidad de pago.
  • Negocia directamente con la institución financiera donde busques consolidar tus deudas.
  • Recuerda que, al reducir tu pago mensual, también aumentará el plazo de liquidación de tus deudas.

Asimismo, es importante que hagas el trato siempre con entidades financieras autorizadas y supervisadas por la autoridad, para que en caso de algún conflicto, tengas un respaldo para resolverlo.

¿Cómo salir de deudas con el banco? 

La opción más fácil para salir de deudas con un banco es liquidar tu adeudo. Aunque esto parezca sencillo, para muchas personas no lo es, ya que los vaivenes financieros que cada quien vive puede hacer que se desestabilicen las finanzas personales.

Cuando se atraviesa por una complicada situación financiera, y se tienen compromisos adquiridos con anterioridad, lo que uno debe de hacer es no esconderse y siempre demostrar intención de liquidar el adeudo.

Recuerda que hay empresas como ResuelvetuDeuda.com, que te pueden ayudar a llegar a un acuerdo con base en tus posibilidades de pago.

¿Cómo salir de las deudas según la biblia? 

Cuando se está en un problema de un endeudamiento al que no se le ve salida, es común apegarse a todas nuestras creencias, por ejemplo, Dios. En la biblia, podemos encontrar diversos pasajes que nos pueden ayudar y a pensar con claridad en este tipo de situaciones.

Por ejemplo, en Proverbios 21:5 se lee: “Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza”. Esto podría indicarnos que si uno planea lo suficientemente bien cómo liquidar un adeudo, en realidad podríamos obtener el beneficio deseado al adquirir un préstamo, pero en caso de dejar de pagar, los problemas se podrían acumular con impacto en nuestros bolsillos.

Asimismo, en Proverbios 30:25 (NTV) se menciona la siguiente frase: “Las hormigas no son fuertes, pero almacenan su alimento todo el verano”. Esto lo podríamos traducir en que el ahorro es una técnica importante para superar episodios financieros difíciles.

Y así, cada pasaje o episodio del nuevo testamento nos pueden guiar a salir de nuestras deudas si sabemos aplicar esas palabras a nuestra vida financiera.

¿Cómo organizar mis finanzas para salir de deudas?

El hacer un autoanálisis sobre el estado de nuestras finanzas es el primer paso que se debe de realizar para comenzar el camino de nuestra estabilidad financiera.

Se pueden tener muchas deudas y eso puede hacer que el panorama se vea obscuro; sin embargo, si se determinan prioridades y posibilidades, será mucho más fácil. Además, hay que estudiar y analizar todas las herramientas a nuestro alcance para lograrlo.