TarjetasDepartamentales

Aprende todo sobre tarjetas de crédito departamentales

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Ante lo complicado que puede ser obtener un crédito de una institución financiera, las personas optan por acceder a un financiamiento por parte de una tienda departamental, con el fin de adquirir productos como muebles, electrodomésticos, calzado, ropa, entre otros; sin embargo, al igual que otro tipo de préstamos es necesario tener en cuenta todas sus características y condiciones para no caer en un exceso de confianza que nos lleve a un sobreendeudamiento.

En México, el préstamo de las tiendas departamentales al parecer es el favorito de los mexicanos. Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera del 2018, la ENIF.gob ,  6 de cada 10 personas que cuentan con un financiamiento formal es de una tarjeta de crédito de este tipo.

Esto se puede explicar por la cantidad de tiendas departamentales que existen. De acuerdo con datos de la Asociación Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales, conocida como Antad.com, al cierre del 2020 existían alrededor de 67,000 tiendas físicas, mientras que el número de sucursales bancarias al mismo periodo fue de 12,106.

En este contexto, nos damos cuenta de que, existen más tiendas departamentales que sucursales bancarias, lo cual nos refleja el por qué la tarjeta de crédito de este tipo de establecimientos es predominante en el mercado del financiamiento.

Ante la relevancia que tiene el crédito departamental en la sociedad, es necesario explicar el funcionamiento y condiciones de este tipo de financiamientos, así como detallar qué autoridad puede apoyarte en caso de alguna controversia al respecto.

Conoce el por qué y el para qué

El crédito de las tiendas departamentales, que usualmente se traduce en una tarjeta, es otorgado por estos establecimientos con sus mismos recursos usualmente para la compra de bienes que tiene en venta.

De acuerdo con Profeco.gob, las principales características de las tarjetas de crédito de tiendas departamentales son:

  • Financiamiento a corto plazo.
  • Meses sin intereses.
  • Posibilidad de extender la línea de crédito…si eres cumplido.
  • Descuentos en tu primera compra.
  • Sin cobros de anualidad o apertura.
  • Promociones y descuentos exclusivos de la tienda.
  • Compras en tiendas de la misma cadena.

Asimismo, tienes que considerar que este tipo de financiamiento es revolvente, es decir, que el monto del préstamo disminuye cuando realizas una compra y al pagar, en la fecha de corte, vuelves a tener disponible esa cantidad que se restó al crédito original.

Opta por el buen uso

Por lo regular, los requisitos para el otorgamiento de una tarjeta de crédito departamental son flexibles, pues por lo regular piden cumplir con lo siguiente:

  • Se mayor de 18 años.
  • Comprobante de domicilio.
  • Tener un ingreso mensual que puede ser a partir de 2,000 pesos.

Sin embargo, aunque las condiciones para acceder a este tipo de financiamiento suelen ser sencillas, es necesario que se actúe responsablemente como cualquier crédito. Para esto, debes de hacer buen uso de dicho préstamo para sacarle el mejor provecho posible, por lo que se sugiere:

  • Antes de contratar, comparar la oferta de crédito de distintos establecimientos.
  • Analiza características, costo, tasas de interés, comisiones, Costo Anual Total, seguros asociados, beneficios y responsabilidades.
  • Es necesario que antes de firmar un contrato, lo leas a detalle con el fin de conocer tus derechos y obligaciones como deudor.
  • Evita retrasos en tus pagos, con el fin de evitar recargos y mantener un buen historial de crédito.

Recuerda que este tipo de financiamiento funciona casi igual al de una tarjeta de crédito expedida por un banco, es decir, que, si pagas el mínimo de tu deuda, éste se distribuye en: impuestos, intereses, comisiones y capital adeudado, es decir, que lo último que pagas es la deuda, por lo que es conveniente cubrir periódicamente el mayor monto posible.

Solución a controversias

Debido a que el préstamo que lo otorga es una empresa comercial, no financiera como en las tarjetas de crédito clásicas, la autoridad que te puede ayudar en una controversia es la Profeco.gob.

De acuerdo con el artículo 66 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, las instituciones que ofrecen los créditos departamentales tienen que apegarse a la normativa y por ende cumplir con:

  • Informar al consumidor previamente sobre el precio de contado o el número de pagos a realizar, su periodicidad, así como el derecho de liquidar anticipadamente el crédito con la reducción de intereses.
  • En caso de existir descuentos, bonificaciones o cualquier otro motivo por el cual sean diferentes los pagos a crédito y de contado, dicha diferencia deberá señalarse al consumidor.
  • Informar el monto total a pagar por el bien, producto o servicio de que se trate.
  • Respetarse el precio que se haya pactado originalmente en operaciones a plazo.

También la Profeco cuenta con un Burócomercial.gob, donde te puedes informar sobre quejas, procedimientos y contratos de adhesión registrados ante una institución.

Recuerda que hacerse de más información es la mejor forma de poder evitar alguna contingencia o imprevisto que pueda causar un dolor de cabeza en este tipo de créditos.

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes