LiquidaTodasTusDeudas

La guía que liquida todas tus deudas

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

No hay algún secreto extraordinario para liquidar tus deudas más que en el compromiso y la disciplina de destinar parte de tus recursos a este objetivo; sin embargo, a veces se presentan inconvenientes que te imposibilitan hacer frente a liquidar tus adeudos, por lo que aquí te explicamos las opciones y los pasos que debes de realizar para poder tener un respiro financiero.

En México, de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, la ENIF2018, existen más de 24 millones de adultos con un crédito formal.  

Según el ejercicio realizado por la CNBV.gob junto con el INEGI, los principales productos de crédito son:

  • Tarjeta de crédito departamental.
  • Tarjeta de crédito bancaria.
  • Financiamiento a la vivienda.
  • Crédito personal.
  • Préstamos de nómina.
  • Financiamiento automotriz.
  • Crédito grupal.

Actualmente, la situación que se vive a raíz de la pandemia ha hecho que muchas personas dejen de percibir recursos como normalmente lo hacían antes de este desafortunado evento. Esto poco a poco se comienza a traducir en más incumplimientos de deudores con las instituciones financieras.

De acuerdo con información del Baxico.org , el saldo de la cartera vencida al cierre del 2020 de los créditos que las instituciones financieras otorgan a los hogares mexicanos alcanzó los 72,529 millones de pesos, es decir, un aumento de 19.84% respecto al mismo periodo del 2019.

Esto significa que para muchas personas les está siendo imposible cubrir con los pagos de sus adeudos, a pesar de los programas de diferimientos de pagos de los créditos que ha impulsado la banca desde el inicio de la contingencia.

Pasos a seguir para liquidar tus deudas

Si has sufrido algún inconveniente para pagar tus créditos, lo primero que te podemos sugerir es no esconderte. Esto puede causar el efecto de la bola de nieve, es decir, en lugar de intentar resolver el problema, este se puede hacer más grande causándote más inconvenientes.

Sin embargo, si buscas llegar a un arreglo y tu intención es no esconderte, aquí te decimos los pasos que hay que seguir para poder llegar a esa tranquilidad financiera que buscas:

  • Haz una lista de todas tus deudas:

Para saber qué tan grande es el lío que tienes que resolver lo primero que tienes que hacer es un diagnóstico de qué tan grave es el problema. En este paso, lo conveniente es que ordenes de mayor a menor el adeudo, según su monto y tasa de interés.

  • Revisa tus Posibilidades

En este paso, es necesario también hacer un diagnóstico de los recursos que tenemos a nuestro alcance para saber nuestras posibilidades de liquidar nuestras deudas. Una vez que sepamos con cuánto contamos, es necesario elaborar un presupuesto para destinar una cantidad a gastos fijos y pago de deudas periódicamente, puede ser cada quincena o cada mes.

 Recuerda que se sugiere destinar hasta 30% de tu salario a la liquidación de deudas.

  • Establece prioridades.

Si tienes varias deudas y no sabes por dónde empezar, lo más recomendable es concéntrate en la deuda de mayor monto. Por ejemplo, si tus adeudos corresponden a varias tarjetas de crédito, paga más del mínimo en la más cuantiosa, mientras que en el resto sí paga la cantidad mínima.

Recuerda que el pago mínimo en una tarjeta de crédito es el importe que mantiene vigente la línea del financiamiento; sin embargo, esto genera un cargo de intereses conforme a la tasa pactada.

  • No hagas más grande el problema.

Esto significa que no adquieras nuevas deudas con la finalidad de buscar liquidar las anteriores. Lo principal es que liquides tus financiamientos actuales antes de volver a tomar otro préstamo, pues de lo contrario entras a un círculo vicioso difícil de salir.

  • Busca opciones financieras.

En el mercado financiero existe un concepto que puede ayudar a los deudores, con diversas deudas, a liquidarlas de manera más fácil y práctica. Este mecanismo se llama consolidación del adeudo, es decir, algunos bancos ofrecen traspasar todas tus deudas a una sola cuenta, con el fin de que tengas un mayor orden y te pueden ofrecer una tasa menor que haga que dicha solución te convenga.

¡Ojo! Antes de consolidar tus adeudos en uno solo, tienes que asegurarte que la tasa de interés sea más baja que las de tus deudas por separado.

 

  • El camino de la reestructura

Una de las opciones que tienen los deudores es la de la reestructuración del adeudo, es decir, la institución acreedora puede disminuir el monto de la deuda e incluso eliminar los intereses generados; sin embargo, esto podría afectar en tu historial crediticio, todo depende del acuerdo que logres establecer.

Para muchas personas es difícil establecer el contacto directo con sus acreedores, por lo que existe la opción de las reparadoras de crédito, como ResuelveTuDeuda, que mediante un plan de ahorro puedes pagar hasta 70% menos del monto que adeudas y con tus mismos recursos.

Ya que conociste todos estos pasos, recuerda que el peor pecado que un deudor puede cometer es esconderse y no hacer nada, lo que le puede causar mayores dolores de cabeza. Puede que liquidar una deuda se vuelva un proceso tortuoso, pero nada como buscar alternativas para llegar a esa libertad financiera por la que a veces tanto se suspira.

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes