El mal uso de una tarjeta de crédito no es solamente hacer compras compulsivas e innecesarias. Gastar de más o pagar fuera de tiempo también son malas prácticas por partes de los usuarios que pueden llevar a una situación de sobreendeudamiento o, incluso, de impago.

Si hicimos un viaje al extranjero y pagamos a meses sin intereses es un gasto que también deberemos pagar completo. No solo la primera mensualidad. Y es que uno de los errores más comunes de los tarjetahabientes es que piensen que solo pagarán la primera mensualidad.

Esa es la llamada ilusión de los meses sin intereses que se nos olvide programar en nuestro presupuesto los pagos subsecuentes y terminemos en una situación de sobreendeudamiento.

¿Por qué pagamos a meses sin intereses?

Los especialistas explican que las razones principales para pagar a meses sin intereses son:

  1. No cargar efectivo a nuestro presupuesto y evitar descapitalizarse en tanto pagan la siguiente quincena
  2. Tener liquidez de manera inmediata
  3. Pagar en cuotas un bien que hemos planificado adquirir, pero no podemos cubrir su costo de contado

Riesgos ocultos de los meses sin intereses

La tarjeta de crédito es el producto financiero más usado entre los mexicanos, y significa alrededor del 60% de los contratos de financiamiento dirigidos al consumo

Como regla general,la mejor compra a meses sin intereses es la que mantiene su vigencia incluso después de que hayas terminado de pagar la deuda. Las computadoras, los autos y algunos electrodomésticos son ejemplo de ello.

En cambio, la “peor” compra es la de productos o servicios perecederos o efímeros. Eso ocurre con los juguetes o la ropa de temporada , pues no conviene endeudarse por ellos, ya que terminan costando más de lo que van a durar. 

El principal riesgo de los meses sin intereses es no tener claras las condiciones de pago. Hay instituciones que solamente ofrecen el primer mes sin intereses, a las siguientes cuotas si les cargarán un interés. 

Hay incluso instituciones que tienen sanciones que no conocemos al aceptar los pagos diferidos. Por ejemplo, si se dejan de pagar las mensualidades, exigirán la liquidación total del adeudo. 

¿Conviene adelantar pagos?

La mayoría de los bancos te permiten adelantar pagos. Pero cómo hay que hacerlo. Primero, se debe depositar a la tarjeta de crédito la cantidad que cubre el total de la deuda, o bien solo algunas mensualidades.

Segundo, hay que llamar a la entidad financiera para que dicho monto sea aplicado al pago de determinada promoción a meses sin intereses. De no ser así, el abono se irá a la cuenta revolvente y se tomará como saldo a favor.

La mejor manera de usar los meses sin intereses en beneficios de tus finanzas personales implica seguir los siguientes pasos:

  1. Razonar la compra
  2. Verificar que nuestros ingresos a largo plazo nos permitirán pagar
  3. Comparar precios para optar por el que sea más adecuado a nuestro bolsillo
  4. Comprar bienes duraderos 
  5. Pagar a tiempo
  6. Preguntar las condiciones de contratación de los meses sin intereses y verificar que hagan válida la promoción
  7. Liquidar el adeudo

Hay que recordar que sacar de una tarjeta para liquidar la otra o pedir un préstamo para pagar otro que se salió de control no es recomendable. Salir de deudas sin solicitar otro crédito es posible. 

Las reparadoras de crédito son alternativas para solucionar los problemas que nos han ocasionado las malas decisiones económicas tomadas en el pasado. La mayor ventaja de liquidar adeudos mediante una empresa especializada es que el deudor aprenderá a ahorrar y se rehabilitará dentro del sistema financiero para, en el futuro, volver a ser sujeto de crédito

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *