Si tienes deudas importantes y ya estás agobiado, ¡tranquilo! No es el fin del mundo, hay muchas alternativas de las que puedes echar mano dependiendo tu caso. Y una de ellas es la de reunificar deudas con hipoteca.

A estas alturas seguro te estarás preguntando de qué estamos hablando, y no te preocupes, a lo largo de este texto te lo explicaremos con lujo de detalles.

¿Qué es la reunificación de deudas?


Es una posibilidad que te da el banco, para unificar tus deudas en una sola cuenta, utilizar esta herramienta te dará el beneficio de solo pagar una vez al mes, tener una tasa de interés más baja y un CAT menor.

Pero, en este artículo te explicaremos: ¿cómo funciona? ¿qué requisitos necesitas para aplicar a una reunificación? ¿la unificación solo es para tarjetas de crédito o hipotecarios? ¡Quédate, te contaremos todos los secretos!

¿Cómo reunificar tus deudas con hipoteca?


Comprar una casa nunca es un gasto, al contrario se trata de una muy buena inversión que hasta puede sacarte de apuros, como por ejemplo: de una deuda.

Si tienes varias deudas que por algún motivo has dejado de pagar, y ahora no sabes qué hacer para que el monto deje de crecer debido a los intereses moratorios, la respuesta está justamente en tu casa.

A grandes rasgos, lo que puedes hacer es acercarte alguna institución financiera (puede ser a la que le debes o a otra) para pedirle que agrupe todas tus deudas en una sola y te otorgue un préstamo personas teniendo como garantía las escrituras de tu vivienda.

Ahora, debes estar muy consciente que este crédito no puedes ni debes dejar de pagarlo, pues de lo contrario puedes perder tu patrimonio.

¿Cuáles son los requisitos reunificar tus deudas con hipoteca?


Lo primero y más obvio, es que la vivienda debe ser tuya, es decir, seas el dueño de las escrituras de la propiedad.

En segundo lugar debes tomar en cuenta que para que un banco te haga un préstamo sobre la hipoteca, es necesario que ya hayas terminado de pagarla o por lo menos lleves un avance considerado, no menos del 80 por ciento.

Si apenas vas comenzando a pagar tu casa, difícilmente una institución financiera se animará a prestarte, pues asumirán que no podrás con dos deudas de ese tamaño.

Una vez que consigas ese préstamo, debes tener una disciplina casi marcial al momento de pagarla, pues el poseedor de las escrituras es el banco, y en caso de incumplimiento puede proceder a un embargo hipotecario.

Pros y contras de reunificar con una hipoteca


La principal ventaja de esta opción es que al tener un activo tan importante como un inmueble la cantidad que te pueden prestar para pagar tus deudas es elevada. En algunos casos llega a 70 por ciento del valor de la vivienda.

Por ejemplo, si tu casa cuesta un millón de pesos, el banco te prestará hasta 700 mil pesos. Si suponemos que tu deuda es de 500 mil pesos, la cantidad te alcanzará perfectamente.

Otro pro importante es que al agrupar tus préstamos mediante el mecanismo de la hipoteca, es que la tasa de interés que te concederá la entidad financiera será más baja que en el caso de un préstamo personal sin garantía de inmueble.

Lo anterior se debe a la sencilla razón de que en caso de incumplimiento, el banco se puede cobrar con tu inmueble, lo que se vuelve en la principal desventaja en caso de que por alguna razón dejes de pagar el nuevo préstamo.

Otra cosa que debes tomar en cuenta es que para que el banco te conceda el crédito, debes comprobar que actualmente tienes un trabajo estable.

¿Puedo reunificar deudas sin hipoteca?


Sí es posible, lo tienes que solicitar a tu banco de tu preferencia. Este beneficio hará que pagues menor tasa de interés y un CAT que se ajustará a tus necesidades. Al unificar tus deudas, con un banco, adquieres un préstamo personal, que tendrás que pagar de forma puntual, de no hacerlo afectara tu Buró.

Los requisitos no son muchos, pero es importante que los cumplas de lo contrario no accederás a tener una reunificación de deudas. Para esto, es indispensable tener un buen historial crediticio y cumplir con los siguientes requerimientos.

¿Qué requisitos necesito para reunificar tus deuda sin hipoteca?

  • Tener ingresos comprobables, para avalar la posibilidad de pago.
  • No tener pagos pendientes de los préstamos que solicitas para una reunificación.
  • No estar marcado en Buró de Crédito.
  • Tener un aval (esto depende de cada banco)
  • En algunos casos te pueden hacer contratar un seguro.

¿Hay más opciones que no impliquen el riesgo de perder mi casa?


Si no estás seguro de que conservarás tu empleo en el largo plazo y temes dejar de pagar el nuevo préstamo, lo más recomendable es que no recurras a la reunificación de deudas con hipoteca.

En este caso, puedes pedir una reunificación sin dejar tu casa en garantía, el proceso será prácticamente el mismo, con la diferencia de que el monto que te presten será mucho menor y la tasa de interés más alta, esto debido a que no hay garantía física.

Otra opción que debes tomar en cuenta es acercarte a una reparadora de crédito como resuelvetudeuda.com/, la cual negociará directamente con el banco y te pude conseguir un descuento de hasta 70 por ciento.

¿La reparadora de crédito es para todos? 

No todos aplican para un programa de reparadora de crédito, esta solo es para cuando tienes deudas impagables que ya cuenten con atrasos de un mes o más, por lo que si tienes una cuenta que ya no puedes abonar más, recurre a este servicio. 

Si tienes una cuenta al corriente, lo mejor es que sigas pagando en tiempo y forma, ya que de lo contrario puedes perjudicar tu Buró de Crédito. Las reparadoras de crédito, son aliadas cuando no tienes posibilidad de pagar ni el mínimo de tu deuda.

¿Cuáles son los requisitos para entrar a una reparadora de crédito? 

  • Tener disponibilidad para ahorrar.
  • Contar con un mes de atraso. 
  • Que tu deuda sea negociable. 

Para evitar caer en deudas, es necesario tener pagos puntuales. La reunificación de deudas y las reparadoras de crédito son instrumentos que te ayudan a reparar tu deuda, pero lo recomendable no es llegar a esas instancias. 

Tener un fondo de ahorro te ayudará a mejorar tus finanzas personales, a salir de problemas financieros e incluso para invertir y generar más ingresos a tu bolsillo. Abona el 10 % de tu sueldo a una cuenta de ahorro y cuida tu dinero.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *