La migración ha sido un fenómeno en nuestro país cada vez más frecuente, especialmente en zonas donde la falta de empleos y oportunidades es una constante. Pero la fuerza laboral de nuestros paisanos en el extranjero ha generado que la entrada de recursos del extranjero a México sea cada vez mayor año con año; a estos fondos, se les conoce como remesas.

 

Seguro has escuchado el término remesas en las noticias y más porque en la actualidad, estos recursos que llegan de nuestros paisanos, son la segunda fuente de divisas o dinero que llega al país proveniente del exterior, sólo por debajo de las exportaciones automotrices.

Tan sólo para poner un ejemplo, según cifras del Banxico.mx en el 2019 ingresaron al país alrededor de 36,000 millones de dólares por concepto de remesas, principalmente enviadas de nuestros paisanos que radican en Estados Unidos.

Sin embargo, el envío de dinero del extranjero conlleva todo un proceso que involucra varias partes, mismas que aquí explicaremos paso por paso.

  •  Concepto.

El significado de remesa simplemente es el dinero de las personas que radican en otra nación y que envían a su país de origen. En este contexto, hay que tener en cuenta que México exporta miles de trabajadores que buscan oportunidades en otras naciones, principalmente en Estados Unidos y Canadá.

  • Conveniencia.

Por lo regular, un mexicano gana en otro país más recursos debido al tipo de cambio entre la moneda de la nación donde radica contra el peso de México. Es decir, un carpintero radicado en Estados Unidos, su ganancia puede ser el doble o hasta el triple de lo que ganaría aquí, si consideramos que por lo regular el valor del dólar es dos veces más que el del peso.

¿PERO CÓMO LLEGA EL DINERO A MÉXICO?

Hace algunas décadas, el dinero que los paisanos enviaban a México  se encargaba a familiares o amigos del trabajador, para que fuera llevado con los familiares de éste, con los riesgos que esto representaba; sin embargo, con la modernización y la bancarización que ha avanzado en el mundo esto cambió.

Ahora, los paisanos que viven en otro país, por lo regular suelen recurrir al sistema financiero para poder realizar el envío de sus ganancias a sus familiares radicados en México, ya sea por medio de transferencias electrónicas o envíos de efectivo vía una institución autorizada para ello.

Para que el dinero llegue a las personas correctas, el envío conlleva un costo, pues dichos recursos cuando son enviados se integran a una red global donde diversas instituciones están interconectadas para mover el dinero, con el fin de que éste llegue a su destino.

La Condusef.mx recomienda que antes de hacer el envío de una remesa, el paisano debe de tomar varios factores para no caer en comisiones onerosas que puedan disminuir la cantidad enviada:

  • Que la institución por la cual se enviará el dinero se encuentre debidamente autorizada.
  • Comparar costos y comisiones entre instituciones antes de enviar o retirar el dinero.
  • Tomar en cuenta el tipo de cambio para saber cuánto exactamente llegará a México.
  • Considerar el tiempo de envío. Por lo regular, entre más rápido se requiera que sea el envío, la comisión puede ser mayor.
  • Asimismo, se tiene que tomar en cuenta si hay algún límite en el monto del envío.

La seguridad debe de ser uno de los factores principales antes de elegir la institución por la cual se enviará el dinero. En México existen desde remesadoras especializadas en el envío de estos recursos hasta instituciones bancarias que pueden brindar dicho servicio; sin embargo, la variedad de costos y comisiones es amplia, por lo que la comparación es una técnica muy útil para saber qué institución conviene más.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *