¿Qué es un depósito bancario?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

A pesar que coloquialmente el depósito bancario se identifica como la acción que realiza cualquier persona al consignar dinero a través de ventanilla en alguna institución financiera, la realidad es que el término va más allá.

 

De manera oficial, se entiende por depósito bancario al servicio que ofrecen las instituciones financieras para el resguardo de dinero. Este servicio incluye la apertura de una cuenta para depósito, así como medios para disponer del recurso, entre ellos, las tarjetas.

 

Específicamente, se detectan dos tipos de depósitos bancarios: los que tienen que ver con fines de servicio de caja, es decir, de almacenar el dinero y poder disponer de él cuando se requiera. Y el segundo, que tiene que ver con depósitos de largo plazo, cuyo objetivo es otorgar dinero al banco en aras de generar algún rendimiento.

 

El primero de los casos abordados se conoce como servicio de depósito bancario de dinero a la vista. Principalmente, éste se asocia con cuentas corrientes, débito y nómina. Incluso, el contrato que se firma para abrir una cuenta y poder recibir un sueldo, por ejemplo, no se denomina oficialmente nómina, sino, ‘Contrato de depósito bancario de dinero a la vista’.

 

Con este tipo de esquemas, el banco se compromete a ofrecer el servicio de resguardo del efectivo. Y, en todo caso, dar las facilidades para que el titular de la cuenta pueda disponer del dinero en el momento que lo desee.

 

Por lo regular, este tipo de servicio no genera comisión para quien lo solicita. Aunque existen bancos que estipulan algunas condiciones para tener una cuenta de débito o nómina, como puede ser mantener un saldo mínimo, o realizar cierto número de operaciones con el plástico otorgado.

 

Este tipo de servicios es el que permite a las personas abrirse paso a la bancarización. Y es que contar con este tipo de cuentas da la posibilidad de hacer transacciones a través del sistema bancario, lo que incluye:

 

  • Realizar transacciones entre bancos a través de los servicios digitales.
  • Recibir dinero de cualquier parte del país.
  • Pagar servicios e impuestos.
  • Domiciliar el pago de servicios como teléfono o televisión de paga.

 

Si bien el depósito bancario de dinero a la vista no genera rendimiento, ofrece otro tipo de ventajas. Además de poder aprovechar los beneficios del sistema bancario, da la seguridad de tener protegido el dinero.

 

Y es que, el ahorro de los trabajadores que se encuentra bajo el resguardo de algún banco está respaldado por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB). Así, no importa lo que pase, el dinero estará a salvo.

 

¿Cómo protege el IPAB los depósitos bancarios?

 

El ipab.gob.mx protege el dinero de los ahorradores a través del Seguro de Depósito Bancario.

 

Esta figura se creó como respuesta ante las crisis financieras que ha atravesado México, en donde los bancos se han visto inmersos en problemas que ponen en riesgo su continuidad.

 

Con ello, el IPAB es el organismo que garantiza por ley los depósitos bancarios de pequeños y medianos ahorradores. De esta forma, aunque el banco entre en problemas de solvencia, el dinero se mantendrá íntegro y se devolverá a su dueño.

 

De acuerdo con la Condusef.gob.mx, entre los productos protegidos por el Seguro de Depósitos Bancarios se encuentran los siguientes:

 

  • Cuentas de ahorro.
  • Cuentas de cheques.
  • Tarjeta de débito.
  • Cuentas de nómina.
  • Pagarés con rendimiento liquidable al vencimiento (PRLV).
  • Certificados de depósito.

 

Es importante decir que el seguro se aplica de manera automática a todo aquel que tenga dinero en algún banco bajo los productos antes citados; además que protege el ahorro equivalente hasta por 400,000 UDIs, es decir, hasta 2 millones 597,334.40 pesos.

 

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes