Con la evolución de la tecnología, cada vez encontramos términos poco conocidos y que se usan cada vez de forma más común: uno de ellos, por ejemplo, es el del crowdfunding; sin embargo, si esta modalidad de financiamiento se conoce a detalle, se puede aprovechar para nuestro beneficio.

¿Qué es Crowdfunding? 

El crowdfunding o financiamiento colectivo, es un mecanismo donde se pone en contacto a personas que quieran prestar recursos con quienes están en busca de un préstamo, ya sea una persona física o moral, y este contacto se hace por medio de aplicaciones, páginas de internet o cualquier otro medio de comunicación electrónica o digital.

Las empresas que conectan a potenciales inversionistas con gente que requiere un préstamo son reconocidas legalmente como Instituciones de Tecnología Financiera, o fintech, las cuales para realizar esta actividad deben de estar legalmente constituidas y avaladas por la autoridad, pero eso lo veremos más adelante.

Tipos crowdfunding

Para tener más claro que es el crowdfunding, es necesario explicar los tipos de este mecanismo:

  • Deuda: Es donde inversionistas otorgan préstamos mutuos, es decir, que ponen una parte del total del financiamiento, para recibir también una parte de los intereses que se cobran a quien recibe el crédito.
  • Capital: En esta modalidad, los inversionistas compran o adquieren títulos representativos del capital social de una empresa que solicita el financiamiento.
  • Copropiedad o regalías: Aquí, los solicitantes, que por lo regular son proyectos de reciente creación, buscan atraer a los inversionistas para hacerlos parte de su crecimiento a cambio de alguna regalía o recompensa en el futuro.

Recomendaciones antes de solicitar un crowdfunding

En resumen, el crowdfunding tiene la esencia de un préstamo. Por lo regular, las plataformas de este segmento, se manejan de forma sencilla:

  • Si eres solicitante, te piden una breve descripción de tu caso, es decir, que detalles para qué requieres el dinero; te preguntan sobre tu capacidad de pago, el plazo en el que podrías cubrir el crédito, así como otra serie de aspectos que se utilizan para medir el riesgo que representas por otorgar un préstamo.
  • En caso de que seas inversionista, la página te presenta los proyectos en los que puedes invertir, que pueden ir desde una empresa de reciente creación, la idea de un emprendedor o hasta el apoyo a una persona que busca refinanciar sus deudas con instituciones financieras.

¿Cómo funciona el crowdfunding en México?

Pese a que el crowdfunding parezca una opción relativamente nueva dentro de la industria financiera, lo cierto es que hay plataformas que llevan operando en México desde hace años y han alcanzado bastante buenos.

Según la aceleradora Finnovista.mx, en México existen alrededor de 441 startups fintech, de las cuales alrededor de 40 ofrecen servicios de crowdfunding, que van desde préstamos de persona a persona (también conocidos como peer to peer), de individuos a empresas o viceversa.

Estas plataformas te pueden conectar a diversas industrias, por ejemplo, la de videojuegos, la de alimentos y hasta la de bienes raíces, así es, puedes invertir en el desarrollo de un proyecto inmobiliario con sólo una cantidad mínima.

Por ejemplo, existen plataformas que ofrecen una inversión mínima de 5,000 pesos para un proyecto inmobiliario que busca obtener más de 6 millones de pesos para su desarrollo; el rendimiento anual estimado es de 17%, es decir superior a instrumento como los Cetes, que, por el mismo monto y plazo, te daría un retorno anual de 5.03 por ciento.

ATENTO AL MARCO LEGAL

En México, las plataformas que ofrecen fondeo colectivo, deben de estar reguladas bajo la LeyFintech, es decir, que para operar primero deben de estar autorizadas para después ser vigiladas por la autoridad financiera.

Sin embargo, la promulgación de la ley fue en marzo del 2018, cuando muchas ya de estas empresas estaban operando, por lo que se les dio un plazo, que venció el 25 de septiembre del 2019, para que pudieran solicitar su autorización sin necesidad de cerrar operaciones. Hasta el momento, no ha habido ninguna de estas empresas autorizadas.

Sin embargo, en caso de querer ingresar a este modelo, debes de cerciorarte que la plataforma esté en el proceso de su autorización, con el fin de no poner en riesgo tus recursos. Asimismo, debes de tomar en cuenta tanto los beneficios y riesgos del crowdfunding, los cuales aquí de explicamos algunos:

Beneficios:

  • Inclusión financiera.
  • Desarrollo empresarial.
  • Crecimiento económico.
  • Financiamiento a menor costo e inversión a mayor rendimiento.
  • Diversificación de riesgos.

Riesgos:

  • Cierre sin explicaciones de la plataforma.
  • Fraude.
  • Insolvencia o quiebra.
  • Ataques cibernéticos y robo de datos.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *