Para ayudar a los derechohabientes a acelerar el proceso de compra de una vivienda, el Infonavit lanzó el esquema “Crédito Seguro”. Bajo este modelo, los trabajadores que no llevan mucho tiempo cotizando pueden, a través del ahorro, agilizar la precalificación y ser candidatos a recibir un financiamiento.

 

Este esquema se opera en coordinación con el Banco del Bienestar. Y es que es a través de esta institución que se genera una cuenta en donde los trabajadores interesados depositan mes con mes cierta cantidad hasta cumplir con el monto previsto.

¿Cómo funciona el crédito seguro Infonavit? 

 

El esquema parte de una meta de ahorro. Al ingresar al modelo, el sistema establece una monto que se deberá cumplir en un tiempo determinado. Una vez alcanzada la cifra, el trabajador será candidato al crédito.

 

Es preciso señalar que en un inicio, este programa se operaba bajo el entonces Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi). En el actual gobierno, tras la transición al Banco del Bienestar, el programa cambió de nombre a “Cuentahorro Infonavit”.

 

Para acceder al esquema, los interesados pueden acudir directamente al Banco del Bienestar y solicitar la apertura de la cuenta. Incluso, algunos desarrolladores de vivienda pueden auxiliar a los trabajadores con el inicio del trámite.

 

De acuerdo con información del  bancodelbienestar.gob.mx, mediante el ahorro, además de sumar para alcanzar la puntuación mínima requerida para ser sujeto de crédito, los trabajadores acumulan recursos para cubrir enganche y gastos de escrituración.

Es importante destacar que para entrar al esquema, los trabajadores deberán cubrir algunos requisitos, como contar con al menos un bimestre de cotización en el Infonavit y no haber solicitado antes un crédito con el Instituto.

De manera específica, para abrir la “Cuenta ahorro Infonavit”, el Banco del Bienestar solicita: 

  • Proporcionar el Número de Seguridad Social (NSS). 
  • Aceptar que el monto mínimo de apertura es desde 100 pesos en efectivo.
  • Presentar identificación oficial vigente y comprobante de domicilio no mayor a tres meses, todo en original y copia. 
  • Firmar Carta de Instrucción. 

¿En qué  puedo utilizar el crédito seguro Infonavit? 

 

Bajo esta figura, los trabajadores pueden acceder a un crédito bajo las reglas del financiamiento tradicional que otorga el Instituto. Con ello, el crédito se puede emplear para adquirir vivienda nueva o usada; construir o ampliar; mejorar vivienda e incluso pagar alguna deuda hipotecaria con otra institución financiera.

 

En ese sentido, el esquema puede aplicar para el crédito conyugal. Así, si un integrante de la pareja no cumple con el puntaje requerido, puede entrar al esquema para acelerar su precalificación.

¿Qué beneficios tiene el crédito seguro Infonavit? 

 

Entre los beneficios que se destacan con este programa de ahorro se encuentra que los trabajadores no deben esperar hasta dos años para acceder el crédito, que es el tiempo que puede tardar un trabajador en cumplir los requisitos y ser sujeto de financiamiento.

 

Entre otras cosas, el esquema “Cuentahorro Infonavit” puede establecer periodos de 4 hasta 24 meses para concretar el objetivo. La cantidad a depositar mes con mes será el resultado de dividir el meta de ahorro con el plazo elegido para cumplirlo.

 

Cabe destacar que el programa ofrece cancelar la participación en todo momento, esto sin penalización y con la opción de retirar cada peso ahorrado en la cuenta

 

¿Cuáles son los esquemas de crédito seguro Infonavit?  

 

Para el segundo semestre de 2020, el Infonavit prepara una serie de programas con los que busca ampliar el acceso al crédito entre los trabajadores.

 

En ese sentido, el organismo prepara una baja en su tasa interés. El objetivo es ofrecer un crédito más barato que permita a las personas acceder a mejores viviendas.

 

En esa lógica, también trabaja en el esquema “Cuenta Infonavit + Crédito Bancario”. Bajo este modelo, el organismo habilitará la opción para que trabajadores que no se encuentren cotizando, pero que tengan ahorro en la subcuenta de vivienda, puedan utilizar ese recursos y emplearlo como enganche para solicitar una hipoteca ante cualquier banco.

 

Estas medidas se suman a programas como “Unamos Créditos” que ya se encuentra operando. Con este modelo, dos personas sin relación jurídica, es decir, padres con hijos, hermanos, o incluso amigos, podrán sumar su crédito y comprar una vivienda de mayor valor.

 

En la primera etapa, el esquema permitirá que dos derechohabientes puedan juntar su crédito. Sin embargo, la meta es que hasta cinco personas puedan sumar su capacidad de pago, y consolidar así lo que han denominado “crédito familiar”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *