Dejar de pagar un crédito provoca irremediablemente una mancha en el historial de crédito de las personas. La realidad, es que no existen fórmulas mágicas para cambiar esta situación, y la única salida es pagar.

En muchas ocasiones, se encuentran ofertas en internet en las que se promete “borrar de Buró de Crédito”. Lo cierto es que esto es imposible y si lo que se busca es mejorar la calificación del historial, y que las entidades que otorgan financiamiento vuelvan a abrir la llave del crédito, la alternativa es hacer frente a los adeudos.

Si bien es entendible que muchas personas caen en una situación económica que les impide seguir pagando sus obligaciones. Hoy en día hay algunas alternativas que se pueden considerar para cumplir con las responsabilidades y contar con un buen historial crediticio.

Definitivamente, dejar de pagar no es una salida. Ignorar el problema sólo agrava la situación, lo que implica que el historial de crédito mantenga una calificación negativa y que ninguna institución de crédito vuelva a otorgar financiamiento.

Te recomendamos: ¿Qué es cobranza extrajudicial?

Negociar, medida para limpiar el historial crediticio

Es sabido que cuando una persona cae en impago, las instituciones que otorgan crédito no buscan, como primera opción, hacer efectivo el derecho de embargo para exigir el pago de la deuda. Como alternativa inmediata, lo que se busca es la negociación para evitar que el problema escale ante la autoridad judicial.

Ante esa premisa, si una persona, por cualquier motivo, no puede seguir pagando algún financiamiento, la principal recomendación es acercarse con el acreedor y buscar alternativas de pago, es decir, negociar.

Es importante decir que los bancos o instituciones financiera ofrecen a quienes ya no pueden pagar más, diversas opciones para liquidar el adeudo. Si bien la persona involucrada puede negociar directamente una reestructura de la deuda, lo más óptimo es acudir con expertos en el tema

Las reparadoras como opción para limpiar mi historial de crédito

Si lo que se busca es limpiar el historial de crédito, una de las mejores opciones en la actualidad es acudir con profesionales, en este caso, las llamadas Reparadoras de Crédito.

Las Reparadoras de Crédito son empresas que se dedican a ayudar a las personas a resolver deudas. Entre otras cosas, este tipo de entidades tienen como meta negociar con los acreedores para conseguir mejores condiciones en el pago de las obligaciones incumplidas.

En términos generales, el modelo de este tipo de empresas se basa en dos vertientes: por un lado, como se citó, negocian con los acreedores. Con ello, no sólo buscan un nuevo esquema de pago, sino que la meta es lograr descuentos sobre el monto adeudado; por otro lado, ofrecen una asesoría financiera integral, lo que implica un modelo de ahorro personalizado, que permite al cliente generar los recursos necesarios para liquidar la deuda.

Precisamente, este punto es uno de los más atractivos de las Reparadoras de Crédito, pues su modelo se basa en ayudar a pagar las deudas sin pedir más préstamos.

En ese sentido, cabe mencionar que uno de los principales objetivos de las Reparadoras de Crédito es ayudar a limpiar el historial crediticio, esto mediante el pago de la deuda. El fin último del esquema es lograr que las personas que cayeron en mora puedan ser de nueva cuenta sujetos de crédito.

Evitar fraudes

Si lo que se busca es limpiar el historial crediticio, no hay otra alternativa, sólo que pagar. Y si de eso trata, modelos como el de las Reparadoras de Crédito pueden ser la salida.

No obstante, es muy importante estar al tanto y evitar ser víctimas de fraudes. Y es que, ante escenarios complejos, las familias buscan opciones para salir de la situación. Sin embargo, en medio de esa búsqueda, en muchas ocasiones están expuestas a fraudes que prometen limpiar el historial a cambio de dinero. 

Si quieres conocer más sobre el modelo de las reparadoras, puedes consultar el ejemplo de resuelvetudeuda.com, la primera empresa del rubro que operó en el país.

Te recomendamos: Cobranza extrajudicial.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *