La muerte es un tema del que normalmente evitamos hablar. Sin embargo, los gastos por fallecimiento también deben considerarse en la planificación del manejo del ingreso. Para quienes tienen un trabajo estable con seguridad social, pueden considerar como parte de sus prestaciones los servicios velatorios y funerarios del IMSS.

¿Quiénes tienen derecho a los gastos funerarios del IMSS? 

Los pensionados y los trabajadores asegurados tienen derecho a una ayuda para gastos funerarios que pueden reclamar sus deudos, la cual equivale a 60 días de salario mínimo general vigente en la fecha del fallecimiento.

Para tener acceso a la ayuda deben comprobarse por lo menos 12 cotizaciones semanales reconocidas en el IMSS, en los 9 meses previos al fallecimiento. Si la muerte ocurrió por riesgo de trabajo no se necesita validar semanas trabajada. Mientras que los pensionados deberán contar con sus derechos vigentes.

¿Qué requisitos debo cumplir para acceder a los gastos funerarios del IMSS? 

La prestación se hace válida en las unidades de medicina familiar con la identificación del asegurado o pensionado fallecido, así como una identificación de quien realizará el trámite. Se puede consultar la información a detalle sobre estos trámites en imss.gob.mx.  Se trata de un beneficio que los familiares pueden solicitar de manera inmediata o hasta antes de que se cumpla 1 año del fallecimiento.

La comunicación permanente dentro de la familia puede representar información valiosa cuando acaece un fallecimiento, por ejemplo, tener identificado dónde se guardan documentos importantes.

Además es importante avisar lo antes posible de un fallecimiento a todas las instituciones involucradas con créditos o servicios para que se realicen las cancelaciones pertinentes. 

Se trata de un beneficio al que pueden acceder mexicanos o extranjeros, siempre que sus empleadores los hayan afiliado al IMSS o ellos mismos hayan cubierto sus cuotas de manera independiente, bajo el régimen de incorporación voluntaria de los trabajadores del ámbito urbano al Seguro Social.

Gastos funerarios: no son planeados

Los gastos funerarios son inesperados, pero no deben estar fuera de nuestras planificación del ahorro. Se trata de servicios que se estima cuestan alrededor de 16 mil pesos y aunque hay opciones en el IMSS o en el ISSSTE para tener precios más accesibles o incluso se puede echar mano de los ahorros del AFORE que son heredables, se trata de un desembolso que debe hacerse de manera inmediata. 

Si ese fallecimiento va de la mano de una enfermedad que generó gastos adicionales que el ahorro y los ingresos regulares no alcanzaron a cubrir, seguramente el duelo irá acompañado de un desbalance en las economía familiar. 

En algunos casos, habrá quienes buscarán apoyarse en las tarjetas de crédito para hacer frente a esos gastos inesperados. Sin embargo, el uso de préstamos en este tipo de situaciones también pueden llevar a sobreendeudamiento

En estas circunstancias, dejar de pagar y comenzar a recibir las llamadas de los despachos de cobranzas puede llevarnos a tomar decisiones desesperadas que empeoren nuestra situación. 

¿Cómo salir de deudas? 

La mayor parte de los casos de impago son aquellos que tuvieron un mal manejo en sus finanzas personales, perdieron su empleo o se vieron ante una situación inesperada de enfermedad o muerte de un familiar cercano. 

Necesitar ayuda para salir de deudas no es pecado. Como tampoco lo es estar en el Buró de Crédito con registro negativo. Mucho menos cuando se cayó en una mala racha y solo se necesita enderezar las finanzas, de acuerdo con los ingresos de los que podemos echar mano.

Los deudores han encontrado en las reparadoras de crédito a un aliado fundamental que entiende que a cualquiera le puede ir mal, pero que también identifique cuando alguien tiene toda la disposición de levantarse y rehabilitarse como sujeto de crédito. 

Las reparadoras tienen asesores que te ayudarán a entender cómo funciona el sistema financiero y con qué herramientas de ahorro cuentas para mejorar tus finanzas personales. 

Es necesario hacer una cita para exponer tu caso y conocer cómo operan las reparadoras, qué servicios ofrecen y cuáles son sus honorarios. Es importante considerar que las deudas que se pueden negociar cuentan con tres características:

  • El total de la deuda debe ser mayor a $35,000 pesos.
  • Hay un atraso en los pagos por sobreendeudamiento. Incluso, una situación de impago (esto es que se dejó de pagar) y ya existe un registro negativo en Buró por ese adeudo no liquidado. 
  • La deuda se contrajo con una institución bancaria o financiera.

Los especialistas en finanzas personales aseguran que las reparadoras son muy eficientes para encontrar mejores soluciones de lo que un deudor podría lograr si intenta negociar directo con sus acreedores, porque se trata de gestores especializados en lograr acuerdos con los despachos de cobranza.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *