Contraer una deuda con una institución financiera no necesariamente son malas noticias; si se adquiere un préstamo y se es responsable para su liquidación puede ser benéfico para nuestra salud financiera, un claro ejemplo de ello es la buena administración de una tarjeta de crédito.

Por lo regular siempre escuchamos quejas por los dolores de cabeza que provoca pagar los intereses de una tarjeta de crédito; sin embargo, esa es la parte mala, pero también existe un lado bueno que nos puede beneficiar y evitarnos molestias futuras si es que aplicamos dos principios básicos: disciplina y responsabilidad.

¿Qué es una tarjeta de crédito? 

Pero antes de detallar cómo poder sacar el máximo provecho a una tarjeta de crédito es necesario saber qué es: en principio, como su nombre lo dice, es un financiamiento que te otorga una institución financiera, partiendo de un monto que se nos autoriza y la cantidad que dispongamos se tiene que liquidar de manera periódica.

De acuerdo con el BancodeMéxico.org, con una tarjeta de crédito puedes hacer las compras que desees sin exceder el límite del financiamiento y cada mes debes cubrir, al menos una parte de lo que gastaste.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito? 

En este tipo de financiamiento, el monto del que puedes disponer en la tarjeta que se otorga se conoce como línea de crédito, es decir la cantidad máxima que podrás gastar, la cual determina el banco con base en los siguientes factores:

  • Ingresos del solicitante.
  • Historial crediticio en tu Buró de Crédito.
  • Capacidad de pago.
  • Tipo de tarjeta de crédito.

¿Cuáles son los beneficios de una tarjeta de crédito? 

Las tarjetas de crédito por lo regular son usadas para hacer compras en establecimientos comerciales, mismos que pueden ofrecer promociones en caso de usar el plástico para adquirir algún producto o servicio.

Pero antes de emocionarse por esto, es indispensable conocer dos aspectos claves para la correcta administración de una tarjeta de crédito: la fecha de corte y de pago.

  • Fecha de corte: Es el último día del periodo que considera el banco como registro de las operaciones realizadas en ese lapso de tiempo.
  • Fecha límite de pago: Es el último día que tienes para pagar la deuda, o al menos el pago mínimo, tomando en cuenta un periodo de 30 días y por lo regular es 20 días después de la fecha de corte.

Con estos dos factores, hay un truco financiero que puedes utilizar para aprovechar la regla de los 50 días, es decir que puedes realizar una compra y durante ese periodo puedes librar el pago de intereses.

Por ejemplo, tu fecha de corte vence todos los días 7 de cada mes y tu fecha límite de pago todos los 27 y, supongamos, compras algo el 8 de octubre, un día después del corte.

En este escenario, es importante señalar que tu estado de cuenta contempla un periodo de 30 días, por lo que las compras que hayas realizado entre el 8 de octubre y 8 de noviembre se reflejarán en el documento que te llega cada mes.

Sin embargo, tu fecha de pago que abarca dicha compra vence el 27 de noviembre, por lo que tendrías casi 50 días para pagar la compra sin interés alguno.

¿Pagar el mínimo de una tarjeta de crédito? 

Para el pago de la tarjeta de crédito, los bancos ofrecen la opción del pago mínimo, es decir la cantidad suficiente que debes cubrir para no afectar tu historial crediticio y evitar los intereses moratorios.

Sin embargo, esto no significa que cubras la deuda total, pues si sólo te dedicas a cubrir el pago mínimo, los intereses se irán acumulando y en lugar de ver una reducción en el monto a pagar verás el incremento de ésta.

Mi primera tarjeta de crédito: ¿tramitarla o no? 

Ahora, aunque puede parecer complejo el manejo de una tarjeta de crédito, en realidad esto no es así. Para un correcto manejo de este tipo de financiamiento, la Condusef.gob sugiere realizar las siguientes acciones:

  • Antes de contratar, comparar para conocer costos y comisiones.
  • Usa la tarjeta de manera moderada y en función de tus ingresos.
  • Debes de tener claro que no es una extensión de tus ingresos.
  • Ten presente la fecha de corte y de pago.
  • Evita pagar sólo el mínimo, pues lo ideal es pagar la deuda completa o al menos el doble del mínimo.
  •  Cuida las adquisiciones de meses sin intereses, pues muchos pagos pequeños se pueden volver un problema grande.
  •  Usa la tarjeta para adquirir bienes duraderos.
  • Evita disponer efectivo de la tarjeta de crédito, pues las comisiones son altas por hacer esto.
  • Revisa siempre tu estado de cuenta y conserva tus comprobantes.
  • Puedes cancelar tu tarjeta cuando lo desees y siempre y cuando no tengas ningún adeudo con la institución.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *