Cuando escuchas la palabra “Renace”, seguro piensas en volver a la vida, y no estás tan mal, pues aunque no lo creas, detrás de este término está una empresa que te puede regresar a la vida, financieramente hablando. 

Renace son las siglas de Reparadora Nacional de Crédito y Adeudos, entidad que te ayuda a reestructurar algún crédito que por alguna circunstancia, hayas dejado de pagar. 

Con nueve años de existencia, se trata de una de las pocas reparadoras de deuda que son reconocidas por la condusef.gob.mx y la gob.mx/profeco, instancias gubernamentales que señalan a aquellas que no actúan de manera regular. 

¿Por qué confiar en Renace? 

De acuerdo con su misma página de internet, renacemexico.com cumple con todas las disposiciones federales en materia de prevención de lavado de dinero e identidad de sus clientes. 

Asimismo, señala que tiene sus contratos y comisiones registradas ante todas las entidades regulatorias financieras. 

Dichos entes, añade, saben que Renace ofrece soluciones de negociación y liquidación de adeudos, así como el otorgamiento de nuevos créditos para pago de deuda previa. 

¿Cómo opera Renace? 

Renace opera de manera muy similar a todas las reparadoras de deuda, es decir, luego del contacto, lo primero que hace es solicitar documentos para ver tu historial y conocer el mont exacto de tu deuda. 

Con esa información, renacemexico.com diseña un plan a tu medida para posteriormente sentarse contigo para evaluar tus ingresos y egresos para ver tu capacidad de ahorro. 

Con esa información, Renace te pedirá que ahorres cierta cantidad mensual, la cual servirá para liquidar tu deuda una vez que sus agentes se hayan reunido con la institución financiera para liquidar el préstamo atrasado. 

En la negociación, los agentes de renacemexico.com intentarán conseguir el mejor trato para ti, es decir, el mayor descuento posible de la deuda.  

¿Cuando recurrir a una reparadora? 

Si por alguna razón has dejado de pagar un crédito por algunas semanas, lo más indicado es que hagas un esfuerzo y te pongas al corriente lo antes posibles para evitar intereses moratorios. 

No obstante, no es poco común que por algún imprevisto hayas dejado de pagar tu deuda por mucho tiempo y ahora estés rebasado, es decir, sin la posibilidad de liquidar tu adeudo, lo que significa que sigue en aumento. 

Lo anterior no es raro, de acuerdo con datos oficiales, en México una de cada tres personas presenta problemas de enduedamiento. 

De acuerdo con la encuesta “Hábitos de préstamos inmediatos y personales” 35% de los mexicanos tiene un mal historial crediticio, o bien, ha olvidado pagar al menos una vez, un préstamo que haya solicitado. 

Si ya estás endeudado, lo primero que te debes preguntar es: ¿soy capaz de resolverlo por mi cuenta? 

Si la respuesta es sí, apriétate el cinturón y ponte al corriente con tu deuda, pero si la respuesta es no, ahí es cuando necesitas la ayuda de un tercero, en este caso, de una reparadora de deuda. 

Una empresa de este tipo de dictará los pasos a seguir, pero sobre todo, te ayudará a encontrar la manera de ahorro para salir del problema. 

¿Cómo no volver a endeudarse?

Tener deudas y vivir bajo las amenazas de embargo de las instituciones financieras o de sus despachos de cobranza no es algo agradable, pues te genera una presión que puede llegar hasta a afectar tu salud.  

Por esta razón, si ya has logrado salir de tus deudas, ya sea por tu propia cuenta o con la ayuda de una reparadora de crédito como renacemexico.com, lo siguiente es no cometer los mismos errores que te llevaron a lo mismo. 

Lo que recomiendan especialistas es crear un presupuesto donde veas claramente cuáles son los ingresos y egresos

Una vez que tengas identificados esos rubros, te darás cuenta si tienes dinero sobrante, si es así, lo mejor es que destines una parte al ahorro, y el restante lo puedes usar como prefieras, una opción es tomar un crédito, siempre y cuando las mensualidades no excedan el monto.   

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *