Neobank

¿Qué es un neobank? ¡Te explicamos!

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

La tecnología cada vez se vuelve un insumo de primera necesidad para nuestras vidas y en el ámbito financiero no es la excepción. En este entorno, las plataformas tecnológicas financieras (conocidas como fintech) poco a poco comienzan a ganar terreno frente a los servicios tradicionales y han aparecido nuevos términos, por ejemplo, el de neobanco.

Pero para entender el concepto de qué es un neobanco, primero tenemos que explicar cómo plataformas poco a poco ganan terreno en el ecosistema financiero.

México desde hace algunos años, junto con Brasil, se ha posicionado como líder en América Latina, en el ecosistema de tecnología financiera, según diversos estudios internacionales con el mayor número de plataformas startups fintech, con alrededor de 441, según la empresa Finnovista.com/estudio.

Para clarificar el concepto fintech, básicamente podemos decir que es tecnología aplicada a los servicios financieros, como, por ejemplo, una simple aplicación en tu teléfono móvil para manejar tus finanzas personales hasta pedir un crédito en línea sin necesidad de trasladarte a una sucursal física.

En resumen, los servicios que en la actualidad ofrecen las fintech, según la Condusef.mx son:

  • Pagos y remesas.
  • Préstamos.
  • Gestión de finanzas empresariales.
  • Gestión de finanzas personales.
  •  Crowdfunding (financiamiento de proyectos).
  • Gestión de inversiones.
  • Seguros.
  •  Educación financiera y ahorro.
  • Soluciones de scoring, identidad y fraude.
  • Trading y mercados.

 

Sin embargo, también entran diversos conceptos dentro del ecosistema fintech y uno de ellos es el de neobancos.

¿QUÉ HARÍAN POR MÍ?

Básicamente el concepto de neobanco se atañe a aquellas plataformas que tratan de ofrecer la mayor cantidad de servicios como si se tratara de una entidad bancaria tradicional, pero con la diferencia que todas sus operaciones se realizan de manera digital.

En este contexto, podemos decir que, a partir de unos años a la fecha, muchas plataformas de este estilo comienzan a crecer de manera exponencial ante la facilidad que ofrecen al tener un contacto directo con sus clientes de manera digital.

Casos como el de Nubank, Albo, Vexi, Mibo, entre otras, han irrumpido el mercado mexicano para poder posicionarse como opciones más ágiles ante, a veces, lo molesto que puede ser tratar con un banco tradicional.

VENTAJAS 

Por lo regular, muchas de estas plataformas, eliminan diversos cobros que se te hacen cuando tratas con algún banco tradicional, por ejemplo, comisiones por el manejo de cuenta o por apertura de la misma.

Asimismo, podemos decir que es una ventaja que todo el control de los productos que contratas con alguna de estas plataformas está al alcance de tu mano las 24 horas del día. También, además de los productos que ofrecen, te dan la posibilidad de vincular tus recursos al pago de servicio, por ejemplo, luz, agua, teléfono, Internet, etcétera.

Explicado esto posiblemente digas que ya no necesitas el servicio de un banco tradicional; sin embargo, no te dejes deslumbrar, pues ante la irrupción de estas empresas, la regulación y supervisión para éstas todavía no se aterriza.

DESVENTAJAS

En México, desde hace dos años, se promulgó la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como Ley Fintech, la cual tiene como fin poder regular la operación de este tipo de empresas, principalmente las que ofrecen servicios de fondeo colectivo o monederos digitales.

En este contexto, hasta la fecha sólo hay una plataforma autorizada para operar bajo dicha ley con más de 90 empresas que están a la espera de recibir el aval de la autoridad para operar al amparo de este marco normativo.

Esto quiere decir que, si tienes relación con alguna de las empresas que están a la espera del permiso de la autoridad y tienes alguna inconformidad con ella, posiblemente ninguna autoridad financiera como la Codusef.mx o la CNBV.mx pueda apoyarte en resolver la problemática, sólo hasta cuando esté autorizada la plataforma.

Sin duda, la facilidad que ofrecen este tipo de plataformas para darte un servicio financiero que requieras puede ser el gran atractivo; sin embargo, debes de tener mucho cuidado pues apenas en México se va aterrizando el tema regulatorio para este tipo de entidades, por lo que debes de valorar y analizar bien a la empresa con el fin de mantener una salud financiera estable.

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes