QuéEsElCatEnLasTarjetasCrédito

¿Qué es el CAT en las tarjetas de crédito?

Angy Ortiz

Angy Ortiz

El Costo Anual Total (CAT) es una medida que incorpora en una cifra la tasa de interés, la anualidad y otros gastos relacionados con el crédito —como la cuota anual, las comisiones de apertura o primas de seguros, el costo de apertura o comisiones por administración mensual—, es por ello que la recomendación es utilizar la tarjeta de crédito que tenga el CAT más bajo. 

Entre más bajo es el CAT, menos será el costo que implique el préstamo solicitado. Con este indicador es más sencillo comparar los distintos productos que se ofrecen en el mercado financiero y, por ley, todos los otorgantes de crédito deben calcularlo y comunicarlo. 

¿Qué es el CAT promedio? 

Es el que se calcula de manera aproximada para que los bancos puedan ofrecerlo al público. Sin embargo, se trata de un indicador que se obtiene de manera precisa para cada uno de los clientes, de acuerdo con la línea de crédito que se le haya aprobado. 

 

Si una tarjeta de crédito tiene un CAT del 54%, pero se utilizará el total de la línea de crédito con la tasa promedio de interés que ofrece el banco (pagando la cuota anual del producto y liquidando los adeudos en 36 meses), entonces al liquidar el adeudo se habrá pagado el equivalente al 54% del total de la línea asignada por concepto de financiamiento y comisiones, además del monto solicitado en el préstamo.

Es por ello que al conocer el CAT es posible identificar los costos reales de ese préstamo. Tener claridad respecto a cuánto se pagará en realidad por haber accedido a este financiamiento permite que el usuario de crédito decida cuál es más adecuado a sus necesidades, tomando en cuenta su capacidad de pago.

 

Este lenguaje financiero aún puede ser confuso para los consumidores promedio y eso interviene en su elección de productos financieros. Sin embargo, es un dato que no debe pasarse por alto y en caso de que no esté claro, deberá solicitarse al ejecutivo bancario que explique detenidamente este cálculo. 

¿Por qué es importante el CAT?

Preguntar solamente por la tasa de interés no refleja todos los costos que el crédito implica y son tarifas que muchas veces ni siquiera son comparables entre sí, ya que pueden ser variables o fijas. El CAT es una medición que te hará más consciente sobre cuánto costará tu crédito en realidad y esa información te permitirá tener mayor control sobre tu deuda. 

Verificar esta medición antes de aceptar cualquier promoción también te permitirá decidir mejor sobre qué herramienta financiera será la mejor a largo plazo, porque es fácil caer en  las promociones con intereses bajos, pero dejamos pasar que las comisiones son elevadas o viceversa. Ese tipo de descuidos pueden orillar a una situación de impago que afecte seriamente tus finanzas. 

¿Cuáles son las calculadoras del CAT?

El CAT se calcula con componentes y metodología que establece el Banco de México, por lo que la Calculadora CAT se puede consultar en el sitio de esa dependencia. Puedes utilizar esa herramienta para 

Si necesitas calcular el CAT de créditos personales, automotrices, hipotecarios, de nómina, para adquisición de bienes, empeño y de capital de trabajo, la herramienta recomendada es la que está disponible en el sitio del Banco de México. Al ingresar a www.banxico.org.mx/CAT/, se desplegará la Calculadora CAT .

Si requieres hacer el cálculo para tarjeta de crédito no es recomendable usar esa herramienta, debes utilizar la que tiene disponible la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en https://tarjetas.condusef.gob.mx/, donde podrás elegir, paso a paso, la tarjeta que necesitas verificar, ya sea por institución o por nombre del producto financiero. 

Condusef ofrece dos opciones para comparar dependiendo el uso de la tarjeta: 

  • Anualidad para los “totaleros”, es decir, aquellos que van a pagar el total de sus compras y no es necesario que revisen los intereses.
  • CAT para los que utilizan el crédito para financiarse a mediano plazo y deberán revisar comisiones e intereses. 

Una vez seleccionada la opción más conveniente, la plataforma despliega la información de las tarjetas como costo de anualidad, precio de tarjeta adicional, gastos de cobranza, falta de pago, costo por reposición, ingresos mínimos comprobables, disposición de efectivo en cajeros automático y el CAT promedio sin IVA.

No revisé el CAT y el crédito se me salió de las manos

Cuando no planeamos bien nuestros pagos, los gastos se pueden salir de control. Si los intereses provocan que las deudas sean impagables, lo mejor será recurrir con los especialistas que nos asesoren sobre cómo manejar nuestras finanzas personales. 

Antes de que pierdas liquidez, lo mejor es acudir con la institución financiera que te dio el crédito para solicitar un nuevo acuerdo de pago. Eso se conoce como “reestructuración de deuda”. 

Si ya es muy tarde para negociar con el banco e incluso ya te mandaron a Buró de Crédito con una calificación negativa para que otros ya no te preste, entonces puedes recurrir a una reparadora de deuda.

¡Asesoría financiera gratuita!

Somos tu equipo de asesores y estamos aquí para orientarte en la solución de tus problemas financieros. Acércate y te ayudaremos a encontrar el producto adecuado para ti.

Información de contacto:

Actualmente, ¿tienes algún crédito activo?

¿Te encuentras al día en tus pagos?

¿Tu deuda supera los $35,000?

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes