SeguroTarjetaCredito

¿Cómo consolidar deudas de tarjetas de crédito?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Una tarjeta de crédito con buen manejo nos puede dar múltiples beneficios especialmente para adquirir opciones de consumo que se nos presenten; sin embargo, si se tiene dificultades para liquidar las mensualidades de la misma esto se puede convertir en un problema que nos puede afectar de diversas maneras e incluso en nuestro patrimonio.

Ahora, si esto pasa con una sola tarjeta, imagínate el tamaño del problema cuando se tienen diferentes tarjetas de crédito de las cuales se tienen dificultades para abonar en tiempo y forma los pagos requeridos.

En este escenario, es necesario buscar las opciones adecuadas para poder cumplir con estos compromisos financieros entre las que se encuentran desde un arreglo con las instituciones financieras adecuadas para flexibilizar plazos y condiciones; buscar a expertos que te pueden ayudar a negociar directamente con los bancos acreedores como ResuelvetuDeuda.info o buscar consolidar las deudas de tus tarjetas en una sola.

Para consolidar las deudas de diversas tarjetas de crédito en una sola es necesario tomar en cuenta diversos factores, pues aunque parezca una buena opción, por el orden y la practicidad que se genera al tener solo un compromiso financiero, se tienen que analizar todas las aristas de esta solución para sacarle todo el provecho posible.

Te podemos recomendar: ¿Consolidar deudas de tarjetas de crédito

¿Qué es consolidación de tarjetas de crédito?

 Antes de explicar el mecanismo para consolidar tus deudas de tarjetas de crédito en una sola, es necesario detallar lo que éste significa.

Según la Condusef.gob.mx el proceso de consolidación consiste en concentrar todas nuestras deudas en una sola por medio de un nuevo crédito que se nos otorga para liquidar dichos compromisos, lo que a su vez, hace que nos quedemos con una cuenta, reordenando nuestros pagos y reduciéndose a un solo adeudo.

¿Cómo se hace la consolidación de deudas? 

Para poder consolidar la deuda es necesario adquirir por parte de una entidad financiera una tarjeta de transferencia de saldos o un préstamo directo. Por lo regular, ambas opciones se pueden contratar con un banco.

Sin embargo, la tarjeta para transferencias de saldo es más adecuada para aquellas personas que cuentan con un historial crediticio todavía sano, pues se ofrecen mejores condiciones respecto a las de tus otras deudas, lo que puede ser ampliamente recomendable.

Si te encuentras interesado en la consolidación de deudas, acércate a tu banco y explicales que quieres liquidar tu cuenta de esta manera, no todas las instituciones bancarias tienen este servicio y la Condusef explica que no es obligación del banco ofrecerlo y en caso de que te brinden esta opción tampoco tienes el compromiso de aceptarlo.

Formas de consolidación de deudas: 

  • Por transferencia de tarjeta de crédito:

    En esta puedes unir todas tus deudas en una sola tarjeta, lo ideal es que sea la que maneja menor tasa de interés.


  • A través de un préstamo:

    Otra de las opciones es adquirir un nuevo préstamo para pagar todas tus deudas y así solo pagar la deuda de este. (Este puede estar  sujeto a aprobación) Es lo que se le conoce como préstamo para consolidación de deuda de tarjeta de crédito. 


  •  A través de un préstamo hipotecario:

    Esto solo se otorga si el dueño está dispuesto a dejar como garantía su casa, en caso de falta de pago. El préstamo otorgado es equivalente al valor de su hogar.


A través de un asesor financiero:

Contrate a alguien para que pueda consolidar todas sus deudas en una cuenta; el asesor sabrá qué opción le conviene más.

Requisitos para consolidar deudas

Por lo regular, este tipo de tarjetas se otorgan a personas con estas dos características:

  • Que cuenten todavía con un buen historial crediticio.
  • Que sus tarjetas no están sobregiradas.
  • Capacidad de pago. 
  • No contar con atrasos. 

Recomendaciones antes de consolidar tus deudas 

Asimismo, hay que tomar en cuenta que este tipo de tarjetas, aunque tienen mejores condiciones, no se ofrecen a todo el público en general, pues dicho ofrecimiento o llega por invitación o cuando te acercas directamente a la institución y ésta ve que reúnes las características adecuadas para otorgar un plástico de esta naturaleza.

Aunque una tarjeta de transferencia de saldos por lo regular ofrece mejores condiciones, también puede conllevar algunas comisiones que debes de tomar en cuenta para valorar si es tu mejor opción, tales como:

  • Comisiones por apertura.
  • Pagos de anualidad.
  • Cargo por transferencia.

Las personas que no califican para recibir una tarjeta de transferencia de saldos, tienen la opción de solicitar un préstamo directo por el monto total de todas tus deudas; sin embargo, esta opción también conlleva condiciones que tienen que ser tomadas en cuenta, como, por ejemplo: dejar una garantía para acceder al crédito, el pago de un seguro del mismo y el tiempo requerido para liquidarlo, pues aunque de inicio se te ofrezcan pagos chiquitos, esto a la larga podría significar un desembolso mayor respecto a la cantidad que recibiste.

Pese a estas opciones, recuerda que es mejor endeudarse de acuerdo a tu capacidad de pago, pues de lo contrario, los problemas por no pagar en tiempo y forma pueden llegar más rápido de lo que imaginas sin que tengas margen de maniobra.

Quizá te interese: Consolidar deudas de tarjetas de crédito.

¿Es bueno consolidar deudas de tarjetas de crédito? 

Si tu capacidad de pago se ha visto rebasada por tus deudas, es momento de pensar si tendrás el dinero para los próximos meses. En caso de que te encuentres una situación similar, acércate a tu banco o financiera y explícales tu situación económica, ellos evaluarán la situación y tratarán de llegar a un acuerdo. 

 

La consolidación de deudas es buena cuando:  

 

  • Aún cuentas con capacidad de pago. (O sea, dinero para abonar mes a mes) 
  • No tienes atrasos. 
  • No tienes mal historial crediticio 

 

La consolidación de deudas no es opción cuando: 

 

  • Cuentas con atrasos. 
  • Ya no cuentas con la capacidad de pago. 
  • Tu historial se ha visto afectado por los atrasos. 

 

En caso de que tus deudas incrementen lo suficiente para superar tus ingresos, existen otros organismos como las reparadoras de crédito o deuda, que te ayudan a salir de deudas a través de un descuento que negocian con el banco. Resuelve tu Deuda es la empresa  líder en el mercado de solución de deudas. 

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes