CómoTraspasarUnCréditoAutomotriz

¿Cómo traspasar un crédito automotriz?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Comprar un auto es una de las decisiones financieras más importantes de una persona o familia, pues en la gran mayoría de los casos se hace mediante un crédito, lo cual implica una deuda que puede llegar a durar hasta tres años. 

 

Pero como sabemos, no estamos exentos a imprevistos o a dificultades económicas, provocando que en algunos casos el pago de esa deuda sea una carga que ya no podemos resistir. 

 

Si ese es tu caso, no te agobies, a continuación te daremos algunos consejos sobre qué caminos puedes seguir, comenzando por la pregunta que seguro ya te hiciste. 

 

¿Es posible pasar la deuda de auto a alguien más? 

En esos momentos de apuros, seguro te has preguntado si es posible ceder el automóvil a alguien más y que esta persona se haga cargo de seguir pagando las mensualidades. 

 

Una decisión de este tipo tiene dos beneficios: por un lado te libras de una deuda que ya no puedes pagar, y por otro, al no dejar de pagar, no habrá una mancha en tu historial crediticio.

 

Pero, ¿es posible traspasar un crédito automotriz?

 

La respuesta es sí; sin embargo, no es un procedimiento tan sencillo, pues no se trata únicamente de que el nuevo responsable cubra las necesidades, pues para hacerlo legal, debe haber todo un procedimiento detrás. 

 

De inicio, deberás acudir con la autofinanciera que te dio el préstamo para el automóvil y exponer la situación. Ten en cuenta que no todas ofrecen la posibilidad del traspaso, pero si corres con suerte y la tuya sí, puedes seguir adelante. 

 

Si has conseguido la autorización de la financiera, el siguiente paso es encontrar al comprador adecuado. 

 

Lo anterior es algo fundamental, pues no puede ser cualquier persona, esto debido a que la financiera realizará el mismo procedimiento que hizo contigo para aprobarte el crédito para comprar el auto. 

 

Es decir, le dará prioridad a ciertos requisitos para comprobar que este nuevo cliente tenga los recursos para hacerse cargo de la deuda, como por ejemplo, comprobantes de ingresos; además de que seguro revisará su Buró de Crédito para corroborar que sea un buen pagador. 

 

Si la persona a la que le quieres ceder el auto, y por lo tanto la deuda, no cumple con esos requisitos, lo más probable es que la financiera no acceda a hacer el trámite de traspaso de crédito. 

 

Pasos a seguir para vender tu auto financiado

 

  • Acudir con tu financiera a pedir información 
  • Encontrar al comprador
  • Comprobar que el comprador tenga solvencia económica para asumir los pagos 
  • Acudir junto al comprador a la financiera para realizar el trámite 
  • La financiera estudiará al comprador de la deuda 
  • En caso de que se apruebe el traspaso, firmar los derechos correspondientes. 

 

Alternativas 

Si la autofinanciera no te ofrece la opción de traspaso de deuda, o bien, no aprobó al comprador, no te preocupes, existen más opciones a las que puedes recurrir. 

 

Si el motivo por el que intentas traspasar tu crédito automotriz es porque estás atravesando por un mal momento económico, lo primero que debes hacer es acudir con la financiera, exponer tu caso y negociar.

 

El punto es que trates de obtener un trato que sea adecuado para ti, como por ejemplo, un descuento en la deuda, mensualidades más pequeñas, o una menor tasa de interés. 

 

Si las negociaciones no llegan a buen puerto, otra alternativa es vender el automóvil. No obstante, este no es un paso sencillo, dado que al estar involucrado un financiamiento, no eres el dueño hasta que no se liquide la deuda. 

 

En este caso, deberá haber mucha confianza entre el comprador y tú, dado que parte del dinero que obtengas por la venta del auto, deberá ir de inmediato al pago total de la deuda, para que de esta forma los papeles de propiedad queden liberados. 

 

Una vez que obtengas los papeles, que estarán a tu nombre, podrás hacer el procedimiento para traspasar los derechos sobre el vehículo. Es decir, el comprador deberá confiar en ti. 

 

Una tercera opción que te ofrecemos es en caso de que sea un poco tarde y por la circunstancia que sea ya no estés al corriente de tus mensualidades,. 

 

En esta situación la mejor alternativa es acudir a una reparadora de deuda. Estas empresas son especialistas en negociar directamente con las instituciones financieras. 

 

Por lo regular, primero trabajan contigo en una estrategia de ahorro, y después de que tienes cierta cantidad, se acercan a la entidad a la que le debes para llegar a un acuerdo, de modo que muchas veces consiguen descuentos de hasta 50 por ciento en la deuda original. 

 

Ahora ya sabes, no importa que la situación luzca apretada, con disciplina y conocimiento siempre se puede encontrar una solución a tus problemas financieros. 



Document

Información de contacto:

Selecciona el tipo de crédito a negociar
*Si tienes mas de uno, elige el más alto

Selecciona el monto total de tu crédito o creéditos:

$0

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes