¿Has oído hablar de la carta finiquito? Si te enfrentaste a problemas de liquidez que te impidieron cubrir tus compromisos, pero negociaste el pago con la institución que te prestó y ya liquidaste la deuda, esto es de suma relevancia para ti.

El liquidar alguna obligación financiera, luego de que por diversos motivos dejaste de pagar, representa un gran esfuerzo. Por ello, debes asegurarte que la institución o la tienda departamental que te prestó dé por terminado el adeudo.  

Y es que, aunque no lo creas, se han dado casos en los que a pesar que se cubrió hasta el último el peso, la deuda se mantiene, lo que genera intereses y una bola de nieve de deudas interminable. Ante esto, nada mejor que contar con el documento que compruebe que ya liquidaste el préstamo.

 ¿Qué es la carta finiquito?

La condusef.gob.mx define que la carta finiquito es “el documento que se utiliza cuando se termina alguna relación entre un acreedor y un deudor y se elabora para hacer constar que ya no existe una deuda de ninguna parte”.

En términos simples, la carta finiquito es el comprobante de pago; aquello que avala que el compromiso financiero fue solventado y que la deuda desaparecerá de cualquier registro.

Quizá te interese: ¿Cómo saber si tengo deuda con Coppel? 

Solicitar la carta finiquito debe ser visto como el último paso obligatorio en un proceso para liquidar cualquier deuda. Sobre todo, nos referimos a casos en los que fue necesario reestructurar alguna cuenta o llegar a acuerdos con los acreedores tras verse en dificultades de cumplir ordinariamente con el pago de la obligación. 

Hablamos, por ejemplo, de casos en los que algún titular de una tarjeta de crédito no puede solventar sus pagos mensuales, se atrasó y tuvo que acudir al banco para negociar el cómo liquidar el adeudo. 


¿Cuál es la importancia de tener la  una carta finiquito?

De esta forma, la carta finiquito es la hoja de protección, el documento que hace constar que la deuda se dará de baja en la base de datos de la institución e incluso, del Buró de Crédito

En esa línea, la Carta Finiquito es el documento que te podría evitar futuros dolores de cabeza. Y es que, llegado el momento en el que solicites otro crédito, y por diversas cuestiones no se haya modificado el historial en el Buró de Crédito, con este documento podrás avalar que estás al corriente.

Es importante destacar que regularmente, cuando las deudas son enviadas a los despachos encargados de cobranza, estos proponen acuerdos a los deudores. En un afán de dar por terminada la deuda, establecen un monto por pagar normalmente por debajo del saldo actual, con el cual buscan se liquide el compromiso.

En este tipo de casos hace su aparición otro documento denominado carta convenio. Es importante no confundirlos. La carta convenio es el papel con el que formaliza el acuerdo entre las partes, y define con claridad los nuevos términos bajo los que se procederá para terminar la deuda. Una vez que cumplas con lo pactado, y liquidez el crédito, entonces sí deberás solicitar la carta finiquito. 

¿Cómo conocer si tengo dedua con Coppel

¿En qué momento puedo tramitar mi carta finiquito?

La carta finiquito puede solicitarse a partir que la institución financiera notifica que la deuda fue saldada satisfactoriamente. Dependerá de cada organismo el tiempo que tarden en emitirla. A pesar que algunas instituciones podrían dar el comprobante al momento, otras podrían tardar de un mes hasta los 40 días. 

Es fundamental que concluyas el proceso como lo marca la regla. Y esto, implica que una vez terminada la deuda, solicites tu carta finiquito.

No olvides que si te enfrentas a dificultades para cumplir tus obligaciones con acreedores, lo mejor es encarar la situación y buscar alternativas. Acercarse con quien te realizó el préstamo y exponer la situación es la mejor salida. Sobre todo para evitar que el tema se salga de las manos. 

Dejar que crezca el problema, ignorarlo, y voltear la mirada hacia otro sitio no es opción. Eso sólo provoca que las deudas incrementen, lo que deviene en entrar a un callejón sin salida y cerrar por completo las puertas a otras opciones crediticias en el futuro, al tener un mayor historial crediticio.

Recuerda que en situaciones de impago, hay algunas salidas viables que puedes considerar. Entre ellas, evalúa la posibilidad de acudir a especialistas como las reparadoras de crédito. No dejes que el asunto trascienda y llegue a un embargo.

¿Qué pasa si no me quieren dar mi carta finiquito? 

Aunque no suelen suceder este tipo de acciones, puedes solicitar el equivalente a una carta finiquito como un estado de cuenta con la deuda saldada o algún otro tipo de documento que avale que cumpliste con tu deber de pagar tu cuenta.

En caso de que no obtengas ninguna, y los despachos de cobranza sigan llamándote, puedes obtener  tu Buró de Crédito  actualizado con el fin de que demostrar que tu deuda aparece borrada o liquidada en la entidad financiera. Si en Buró, tiene la leyenda de que aún no pagas: es necesario que te acerques a tu banco o financiera para iniciar una aclaración. 

¿Cómo obtener tu Buró de Crédito? 

En caso de no saber cómo checar tu Buró de Crédito, es muy sencillo: lo puedes hacer por teléfono, acudiendo a las oficinas o a través de su sitio web. Es un proceso simple, solo debes de tener a la mano tu identificación ofical (INE). Ingresar al portal de burodecredito.com.mx/.

Llena los datos que te solicitan y en breve recibirás tu historial crediticio. 

Otra de las formas es a través del teléfono: 55 5449 4954, en este caso te harán una entrevista donde deberás contestar preguntas sobre tus datos personales y listo. 

Por último, asiste a las oficinas de Buró de Crédito que se encuentran en Av, Periferico Sur 4349, Jardines en la Montaña, Tlalpan, 14210 Ciudad de México, CDMX, con todos los documentos oficiales para completar tu registro y así obtener tu Buró. 

Si es la primera vez que lo checas, este será de forma gratuita. Si ya lo habías solicitado en diferentes ocasiones, tendrá un precio  de $35.60 por consulta. Una vez que tengas el Reporte de Crédito Especial te permitirá: conocer si tu deuda está borrada o no, en caso de que contenga una clave y no tengas idea que signifique te lo explicamos. 

1 Al corriente
2 Atraso de 1 a 29 días
3 Atraso de 30 a 59 días
4 Atraso de 60 a 89 días
5 Atraso de 90 a 119 días
6 Atraso de 120 a 149 días
7 Atraso de 150 hasta 12 meses
9 Atraso de más de 12 meses o que aún tiene deuda.

97: “Con deuda parcial o total sin recuperar” , quiere decir que liquidaste con una quita o un descuento. 
0 Sin registro. 
U Sin información
– Sin reporte

Importancia de pagar tus deudas a tiempo

Si tienes cuentas sin pagar, es mejor que te pongas al corriente y te ahorres tiempo y dinero en solucionarlas, ya que puede que el atraso afecte directamente a tu Buró de Crédito y en un futuro no muy lejano te dejen de prestar o otorgar créditos.

Join the Conversation

1 Comment

  1. ¿Pero cómo puedo hacer la carta? Estaría bien que pongan un ejemplo de forma en la que es un machote.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *