¿Estás en Buró y requieres una tarjeta de crédito?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Conseguir una tarjeta de crédito puede ser toda una odisea, especialmente si nuestro comportamiento financiero no ha sido del todo bueno, lo cual no es algo malo sólo que cada paso que damos en nuestra vida financiera se refleja en una herramienta llamada Buró de Crédito, que es, digamos, nuestro historial clínico pero en materia de nuestras finanzas. Por eso en esta ocasión, te diremos las opciones para conseguir una tarjeta de crédito sin Buró. 

A pesar de no tener los mejores antecedentes de nuestro comportamiento crediticio, hay opciones en el sistema financiero para poder adquirir una tarjeta de crédito. Antes de ampliar la información al respecto, es necesario explicar el contexto del por qué un historial crediticio no tan bueno nos puede afectar a lo largo de nuestra vida financiera.

Cualquier paso que damos luego de contratar un producto con alguna institución financiera, se refleja en el Buró de Crédito, por lo que la ecuación es sencilla: si somos puntuales en nuestros pagos estaremos en la lista de los bien portados pero si dejamos de pagar, por cualquiera que sea el motivo, tendremos una mala calificación.

Te recomendamos: ¿Si estás en Buró de Crédito te dan crédito Infonavit? 

¿Qué es el Score Crediticio?

Todas las instituciones financieras formales del país antes de establecer una relación con una persona están obligadas a revisar el historial crediticio de una persona, o Buró de Crédito, con el fin de conocer cuál ha sido su comportamiento de pago de ésta a lo largo de su vida financiera.

Como se mencionó anteriormente, cualquier paso que damos dentro del sistema financiero se registra en nuestro historial crediticio. En este contexto, podemos deducir que si se registran retrasos para liquidar compromisos financieros o de plano que no pagamos un crédito que se nos otorgó, esto se reflejará en nuestro comportamiento financiero con una calificación mala o buena, a esto se le llama Score Crediticio

Al tener maas calificaciones,  podría derivar en que a lo largo de nuestra vida financiera encontremos complicaciones al momento de querer contratar un producto y en caso de que se nos otorgue, seremos visto como sujetos de alto riesgo lo que se podría traducir en tasas más onerosas de un crédito o en, de plano, que se nos niegue acceder a él.

¿Qué son las tarjetas de crédito garantizadas? 

Si lo que buscas es adquirir una tarjeta de crédito y tienes un mal registro en tu historial crediticio no todo está perdido. En el mercado financiero, aunque son pocas, hay opciones para poder acceder a este producto en caso de que tu historial crediticio no tenga las mejores referencias.

En el mercado existen las llamadas tarjetas de crédito garantizadas, que son aquellas donde se exige a la persona que contrata el producto depositar cierta cantidad que garantizará el funcionamiento del plástico. Esto, es decir, si se piden 10,000 pesos para garantizar el crédito, la línea de financiamiento será por el mismo monto.

Esto puede ayudar a demostrar que a pesar de haber obtenido un mal comportamiento en el pasado, hay voluntad para enmendar nuestro camino financiero y poder vernos como sujetos de menos riesgo ante las instituciones financieras y todo lo que esto conlleva.

Asimismo, este tipo de tarjetas pueden ayudar a las personas que apenas inician su travesía financiera a construir su historial crediticio.

Ya explicado esto, podemos deducir que las tarjetas de garantizadas son importantes en dos escenarios:

  • Cuando se tiene un mal registro en  nuestro historial crediticio.
  • Cuando se busca adquirir la primera tarjeta de crédito y no se cuenta con un historial crediticio.

Ya ubicados estas dos ventajas y haciendo un análisis exhaustivo, podemos encontrar que son pocas las entidades que ofrecen este producto, por lo que la búsqueda del mismo puede no ser fácil.

Te puede interesar: ¿Si estás en Buró de Crédito te dan crédito Infonavit? 

Hay que recordar que antes de contratar una tarjeta de estas características hay que verificar las siguientes condiciones:

  • Anualidad.
  • Tasa de interés.
  •  Costo Anual Total del producto.
  •  El depósito inicial exigido para otorgar la tarjeta.

De acuerdo con la Condusef.gob.mx es recomendable verificar y comparar ciertas condiciones antes de elegir el producto adecuado y aunque sean pocas las opciones de adquirir una tarjeta de crédito garantizada, es mejor enterarse antes de tomar una decisión, pues en caso de no hacerlo, podríamos tener dificultades para cumplir nuestros compromisos financieros y nunca alcanzar una buena salud financiera.

¿La tarjeta de crédito sin Buró es una opción? 

Es el producto más saludable, ya que evita que adquieras deudas y a la par te ayuda a administrar tu dinero. Todo lo comprarás con tu propio dinero, obviamente el beneficio de la tarjeta garantizada es que puedes: 

  • Domiciliar pagos. 
  • Diferir tus deudas (meses sin intereses) 
  • Tienes programa de puntos. 
  • Mejora tu historial crediticio. 

Al ser una tarjeta que reporta a Buró Crédito, te da la posibilidad de mejorar tu calificación. Esto ayudará a que la tarjeta de crédito garantizada, solo sea ocupada por un tiempo: mientras mejora tu historial. Luego, comenzarán a buscarte asesores de bancos para ofrecerte tarjetas de crédito: si aprendes a manejar tus finanzas personales, podrás con una o dos. 

Recuerda siempre pagar a tiempo, y que tus deudas no superen tus ingresos. Destina el 10 % de tu salario a un fondo de ahorro, así en caso de caer en adeudos, puedas salir del apuro. 

En caso de que tengas cuentas sin saldar, acércate a una reparadora de crédito: ellos negociarán con tu banco para liquidar, además existen reparadoras de deuda que te dan la posibilidad de adquirir alguna de sus tarjetas garantizadas cuando terminas su programa, como es el caso de check.htm de Resuelve tu Deuda.

¿Si estás en Buró de Crédito te dan crédito en Infonavit?


Debes tener en cuenta que al solicitar un crédito en el Infonavit, ellos te harán saber que para autorizarlo es necesario revisar tu historial crediticio, esto para confirmar tu capacidad de pago e incrementar el monto de tu crédito si es positivo, en caso de ser negativo se disminuye.

En caso de construir, remodelar o pagar alguna deuda la consulta de tu Buró de Crédito puede ser opcional. Lo recomendable es que se revise para que te aumenten tu línea de crédito o si consideras que no es bueno, es mejor quedarte con lo otorgado.

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes