¿Cómo salir de deudas?

¿Cómo salir de deudas?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Las deudas pueden llegar a nuestras vidas por muchas razones, ya sea que hagamos una compra a crédito o adquiramos un préstamo personal, un crédito hipotecario o uno automotriz; o bien, por imprevistos como enfermedades o accidentes.

Sin embargo, si no administramos correctamente nuestras deudas, podríamos caer en el sobreendeudamiento, lo que podría dañar aún más nuestra situación económica e historial en Buró de Crédito.

Ante esta situación, lo primero que pensamos es en vender algunos de nuestros objetos de valor o en pedir un préstamo al banco para obtener dinero extra y solventar las deudas. Sin embargo, las entidades financieras ofrecen diversas opciones para que sus clientes recuperen su estabilidad económica.

¿Qué es una deuda?

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), una deuda se define como la obligación que una persona, empresa o institución tiene para devolver algo, principalmente dinero, a un tercero, en un plazo de tiempo determinado.

Asimismo, el organismo recomienda que tus deudas no excedan el 30% de tus ingresos mensuales, pues, de esta manera, la probabilidad de incurrir en una situación de impago es menor, además de que mantendrás una capacidad de endeudamiento sana.

¿Por qué nos endeudamos de más?

Las deudas pueden convertirse rápidamente en un dolor de cabeza debido a dos razones principales:

  • Una mala administración financiera. La realidad es que muchas personas no tienen una buena educación financiera, y generan más deudas de las que pueden pagar.
  • Imprevistos- Esto sucede con mucha frecuencia, especialmente en un contexto de pandemia y crisis económica como el que estamos viviendo. En este caso, el sobreendeudamiento puede generarse por la pérdida de empleo, una enfermedad o accidente, un terremoto o un incendio.

¿Qué opciones tengo?

Además de vender algunas de tus posesiones que no te sean indispensables, puedes acercarte a los bancos o entidades financieras, las cuales ofrecen las siguientes soluciones:

  • Préstamos personales

Los préstamos personales son productos que ofrecen las instituciones bancarias y financieras mediante los que te prestan cierta cantidad de dinero que tendrás que pagar en determinado plazo de tiempo.

Éstos son inmediatos, no tienes que presentar muchos requisitos y no existe un fin específico para el dinero que te otorgues; es decir, puedes utilizarlo para lo que quieras o necesites.

No obstante, debes tomar en cuenta que este tipo de préstamos incluyen altas tasas de interés, que dependerán de la institución acreedora.

  • Hipoteca

De igual manera, tienes la opción de hipotecar tu vivienda para salir de deudas. Esto significa pedir dinero prestado a un banco o entidad financiera y poner tu casa como garantía de pago.

De esta manera, puedes obtener el dinero que necesitas con una tasa de interés más baja y un mejor plazo de amortiguación. Pero, ten en cuenta que, si por alguna razón dejas de pagar el préstamo, el banco puede embargar tu casa y perderás tu patrimonio.

  • Microcréditos

Por otro lado, si tu deuda es más pequeña, puedes recurrir a los microcréditos que ofrecen algunas entidades financieras online. Éstos se otorgan casi inmediatamente, sin muchos requisitos y sin importar tu historial en Buró de Crédito.

Considera que, al tratarse de microcréditos, las financieras otorgan pequeñas cantidades de dinero, además de que el plazo de devolución es bastante corto. Asimismo, al no solicitar tantos requisitos para otorgarlos, suelen tener tasas de interés mucho más elevadas que los préstamos tradicionales.

  • Reunificación de deudas

Otra alternativa que ofrecen las instituciones bancarias y financieras es la reunificación de deudas, que podría ser de gran ayuda si es que ya has acumulado deudas con diferentes bancos, entidades, tiendas departamentales, etcétera.

Como su nombre lo indica, esta opción consiste en agrupar todas tus deudas para obtener una sola cuota mensual que te sea más fácil de pagar. 

Para ello, las instituciones que ofrecen esta alternativa se encargarán de negociar tus deudas con cada uno de tus acreedores para conseguir descuentos y agrupar los adeudos en una sola cuota mensual más accesible.

Esta opción te permitirá recuperar tu libertad financiera, sin embargo, tiene grandes desventajas, como que el plazo de amortización termina siendo más largo y, por lo tanto, liquidarás tus deudas después de lo planeado. Por ello, debes analizar muy bien tu situación y posibilidades financieras para decidir si es la mejor opción o no.

  • Reparación de crédito

Si hasta este punto no has encontrado la alternativa que mejor se adapte a tus necesidades, debes saber que existen las reparadoras de crédito, como Resuelve Tu Deuda.

Este tipo de empresas ofrecen una solución para salir de las deudas de forma fácil, rápida y sin la necesidad de pedir más préstamos.

Además, su principal ventaja es que los asesores estudian cada caso de forma detallada y brindan una atención personalizada a cada cliente. De esta forma, ayudan a establecer un plan de ahorro adaptado a las necesidades de cada persona para que les sea posible liquidar las deudas con recursos propios.

Y, al mismo tiempo, fungirán como intermediarios entre el deudor y sus acreedores para tratar de negociar y conseguir descuentos de hasta el 70%, con lo que el deudor podrá liquidar sus deudas más fácilmente.

Document

Información de contacto:

Selecciona el tipo de crédito a negociar
*Si tienes mas de uno, elige el más alto

Selecciona el monto total de tu crédito o creéditos:

$0

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes