¿Quieres comprar un auto? Esta agencia no pide Buró de Crédito

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

El comprar un automóvil es el sueño de muchas personas. Sin embargo, una gran parte de mexicanos necesitan de un financiamiento para adquirirlo, pues los altos costos no dan para que se pueda pagar al contado. 

La realidad es que hoy en día, debido a que no han generado un historial crediticio positivo, muchas personas buscan opciones de financiamiento en las que no se consulte Buró de Crédito

Si este es tu caso, y quieres una agencia de autos que no cheque Buró de Crédito, te tenemos noticias, pues hay un par de opciones a las que puedes acudir. 

Entendamos por qué consultan Buró de Crédito 

La mayoría de las entidades que entregan financiamiento para la compra de automóvil consultan el Buró de Crédito. Y es que, este es un requisito protocolario para poder generar cualquier financiamiento. Pero, ¿por qué?

Debemos entender que el Buró de Crédito no es ese lugar en el que se encuentran sólo aquellos que han dejado de pagar o se han retrasado en algún financiamiento. Por el contrario, el Buró de Crédito es una empresa que se encarga de recopilar la información sobre el comportamiento de pago de todo aquel que tiene un crédito

Así es, si tienes una tarjeta de crédito, o pagas servicios como teléfono o TV de paga, seguro estás en Buró. Y eso no significa nada malo. Estar en Buró quiere decir que tienes un historial crediticio, en el que se refleja tanto los pagos realizados en tiempo y forma, como los retrasos en las obligaciones. 

Por ello, las entidades financieras que otorgan financiamiento consultan esta herramienta. Y lo hacen para conocer cómo te has comportado con otros créditos; para saber si los has pagado a tiempo o te has retrasado y, a partir de ahí, generar un perfil de riesgo en aras de evaluar si eres candidato a recibir el crédito. 

Te puede interesar: ¿En cuánto tiempo sales del Buró de Crédito? 

El autofinanciamiento, una opción sin Buró de Crédito 

Ya que conocemos esto, entremos en materia. 

Una de las opciones a la que puedes recurrir si tienes un historial crediticio negativo, o simplemente no tienes historial, es el modelo de autofinanciamiento. Y es que las entidades que ofrecen este esquema no consultan Buró de Crédito para otorgarlo

Pero, ¿qué es el autofinanciamiento? 

La profeco.gob.mx lo define como “un sistema de comercialización de bienes y servicios que consiste en formar un grupo de personas que periódicamente aportan sumas de dinero a un fondo común, el cual es administrado por un tercero, en este caso la empresa con la que se decida contratar”.  

Este fondo que se forma es ocupado para adquirir un bien, en el ejemplo que nos ocupa, un automóvil. La dinámica es ir acumulando los recursos de todos, para adquirir periódicamente las unidades y adjudicarlas a los miembros del grupo conforme avance el tiempo, esto a través de diversos mecanismos como subastas, sorteos o por puntualidad en el pago.  

Los plazos en este tipo de esquemas pueden ir de 48 hasta 60 meses; es decir, durante cuatro o cinco años realizarás la aportación mensual, en espera de que se entregue el automóvil. Es importante destacar que en algunos casos, se garantiza la adjudicación del vehículo antes del año. 

Si tuviéramos que comparar el esquema, podríamos asemejar al sistema de tandas que se organizan entre vecinos. En este ejemplo, todos aportan cierta cantidad mes con mes, y cuando se reúne el monto establecido, se otorga a uno de los integrantes del grupo. Mismo caso en el modelo de autofinanciamiento, cada una de las personas aporta para reunir la cantidad necesaria, comprar el vehículo y entregarlo a algún miembro del grupo.

Bajo esa lógica, es necesario entender que el autofinanciamiento no es un crédito tradicional, lo que trae algunas ventajas. Entre ellas, no se paga enganche, y lejos del esquema de interés que se conoce, solo se paga una cuota de administración, que es como cubrir los servicios de la empresa que se encarga de organizar el fondeo. 

Cabe destacar que algunas empresas de autofinanciamiento sí consultan Buró. Sin embargo, si cuentas con mal historial crediticio, ofrecen alternativas para que puedas estrenar el auto que deseas. 

Un ejemplo de empresa de autofinanciamiento que no consulta Buró de Crédito es Afasa. Esta firma, ofrece a los interesados la oportunidad de adquirir vehículos de marcas como Seat y Volkswagen.  

Te recomendamos: ¿Cuánto tiempo duras en Buró de Crédito? 

Una marca coreana no consulta Buró 

Pero hoy en día, no sólo el autofinanciamiento se ha colocado como una opción para adquirir crédito sin la necesidad de consultar Buró. 

La armadora de automóviles coreana, KIA, lanzó un esquema muy ambicioso en México, dirigido a todos aquellos que quieren adquirir un automóvil, pero tienen un historial crediticio negativo. 

Se trata del modelo “KIA Trust”. A través de este producto de crédito, la empresa abre la puerta para que aquellos que no cuentan con un historial crediticio positivo en Buró de Crédito accedan a un financiamiento. 

Cabe destacar que este esquema también va dirigido para las personas que no pueden comprobar ingresos. Así, la armadora cubre un segmento de la población que tradicionalmente no es sujeta de crédito en otros esquemas. 

Buen historial, la llave a mejores créditos 

A pesar que existen algunas opciones para adquirir un financiamiento automotriz sin que se consulte Buró, lo mejor que puedes hacer es mantener un buen historial crediticio. Y es que mantener un comportamiento óptimo abre grandes oportunidades

Contar con una buena calificación en Buró de Crédito es la mejor carta de presentación al momento de solicitar a algún crédito. Contar con ello podría representar que las entidades te entreguen un financiamiento de manera fácil, además de aspirar a obtener mejores condiciones, como tasas bajas.  

Por ello, si tienes una mala calificación en Buró, lo mejor es buscar las soluciones para ponerte al corriente con los pagos; y si no tienes un historial, lo mejor es comenzar a generarlo. 

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes