PrestamosSinChecarBuró

Préstamos personales sin checar Buró

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Los avances tecnológicos han hecho que aparezcan muchas empresas de innovación financiera (fintech) que ofrecen créditos “sin checar el Buró”, los cuales son una alternativa si no tienes otra opción, pero también existen otras que sólo buscan engañar, así que tómalo con mucho cuidado.

Basta con buscar el internet “préstamos personales sin buró” para que aparezcan un sinfín de opciones, muchas de ellas de entidades financieras con cierto renombre, pero otras tantas de firmas totalmente desconocidas. 

Te recomendamos: mi Score Buró

Ventajas y desventajas de los préstamos sin checar Buró

La ventaja evidente de este tipo de préstamos sin Buró es que te darán un crédito sin consultar tu historial crediticio, y en muchas ocasiones, como el trámite se hace por completo por internet, lo que acelera los procesos. 

No obstante, debes tener en cuenta que al no consultar tu Buró, no saben qué tan buen pagador eres, de hecho asumen que eres uno malo y que son tu única opción

Al etiquetarte como un cliente con alto riesgo de impago, y al ver que eres tú quién necesita el servicio y sólo ellos te lo pueden dar, lo más probable es que sí te aprueben un crédito pero a una alta tasa de interés. 

Haciendo un rápido recorrido por las páginas de internet de este tipo de empresas te darás cuenta que prácticamente todas tienen costos anuales totales superiores a 100 por ciento.  

Así que ya sabes, lo importante es que realices un comparativo profundo para encontrar la mejor opción. 

Préstamos inmediatos sin Buró

Si lo que buscas un préstamo personal sin Buró y de forma inmediata, puedes acercarte con cualquiera de las entidades financieras en línea que ofrecen este servicio. Cabe resaltar que al ser inmediatos y sin la necesidad de consultar Buró, estos servicios pueden solicitarte tu recibo de teléfono o tu comprobante de pago de luz del mes pasado. Pero este préstamo no será mayor a $2,000 debido a que al ser préstamos inmediatos no se puede otorgar más. 

Ten cuidado al no abonar a tiempo tus pagos de dicho préstamo, ya que la tasa interés suele ser más alta que la de una entidad financiera que sí solicita Buró de Crédito para otorgarte dicho préstamo. No obstante, ten cuidado con los fraudes, ya que muchas de estas empresas se aprovechan de la necesidad de lo usuarios y solicitan un pago adelantado para otorgar el crédito, pero puede que este préstamo nunca llegue. Antes de contratar cualquier tipo de servicio financiero, puedes consultar si se encuentra en Sistema del Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) donde debería estar registrado cualquier prestador de servicio financiero. 

Insituciones que ofrecen préstamos personales sin Buró

  • Mercado Crédito 
  • Credy 
  • Lendon
  • Dineria
  • MoneyMan
  • Lime
  • HolaDinero
  • Pezetita
  • Crezu
  • Credilikeme
  • AsRobin
  • Kueski 

¡Cuidado con los fraudes!

Así como hay varias empresas que ofrecen créditos sin consultar al www.burodecredito.com.mx y que son seguros, también debes tener mucho cuidado, porque no son pocos los que buscan aprovecharse de tu necesidad para estafarte.

En especial debes poner atención en los llamados “créditos express”, que a grandes rasgos son empresas que te ofrecen préstamos casi inmediatos, sin consultar tu historial y prácticamente sin ningún requisito. 

Este tipo de empresas generalmente se ostentan como firmas debidamente constituidas y certificadas ante notario; sin embargo, antes de firmar un contrato, es necesario que consultes si está registrada ante las autoridades competentes. 

En este caso, la www.gob.mx/condusef te recomienda que Ingreses al Registro de Prestadores de Servicios Financieros, ahí encontrás a todas las entidades debidamente registradas. 

¿Cómo me pueden estafar?

Su manera de estafar es relativamente sencilla: se aprovechan de la necesidad de las personas, muchas veces de bajos recursos, por obtener un crédito.  

Una vez que han identificado a su víctima, a la cual la atraen ya sea por medio de volantes llamativos en la calle o a través de internet, viene la labor de convencimiento por parte de los promotores. 

Ellos le dicen a quien solicita el crédito que pueden conseguirle un monto alto, sin consultar su historial crediticio y con prácticamente ningún requisito, más que el de un “pequeño adelanto” para acelerar el trámite. 

En estos casos, lo más seguro es que no vuelvas a ver ese adelanto y muchos menos obtendrás el crédito, es más tal vez ni siquiera vuelvas a encontrar a la empresas o a quien tramitó tu préstamo. 

En el caso de que los vuelvas a contactar, lo más probable es que te digan que tu crédito no fue aprobado y que el adelanto que diste formaba parte del pago de un seguro o era la comisión por realizar el trámite. Es decir, te estafaron

Te puede interesar: ¿Qué es mi score Buró de Crédito? 

¿Cómo identificar un fraude?

Consciente de lo común que son este tipo de estafas, la Condusef da una serie de recomendaciones para que los identifiques. 

  • Es un préstamo sin requisitos como comprobar ingresos o consultar el Buró de Crédito.
  • Los préstamos van desde 2 mil hasta 5 millones de pesos.
  • Llaman la atención de la población mediante anuncios sugestivos en el periódico, volanteo o por internet.
  • Piden un depósito de aproximadamente 6% del total del préstamo que estás solicitando.
  • Cuando haces el abono la empresa argumenta que el crédito está en proceso de autorización sin llegar a su entrega final.

A veces dicen que el crédito no procedió y que el depósito del porcentaje que ya diste no puede devolverse, o bien cambian de ubicación y desaparecen.

Mejor cuida tu historial crediticio 

No recurras a los préstamos inmediatos o los préstamos sin Buró, mejor conserva un buen historial crediticio así podrás adquirir cualquier crédito sin ningún problema y con una tasa de interés más baja. Cada que solicites un préstamo, es de vital importancia que pagues a tiempo para que tu historial crediticio no se ve afectado. ¡Cuida tus finanzas! 

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes