Reestructurar deuda Inbursa

¿Es posible condonar una deuda?

Equipo Editorial Fincompara

Equipo Editorial Fincompara

Cuando pedimos un préstamo a una institución financiera, un banco o una persona, adquirimos el compromiso de devolver el dinero en plazos y con intereses determinados, de lo contrario, podría haber consecuencias que afecten nuestra economía.

No obstante, en estos tiempos es muy común que nos enfrentemos a ciertas situaciones que nos impidan liquidar las deudas, como una emergencia médica, la pérdida de empleo, entre otras.

En estos casos, el acreedor llevará a cabo una serie de acciones para tratar de recuperar el dinero prestado, pero el deudor también puede recurrir a ciertas soluciones financieras para librarse de la deuda y evitar que la situación escale hasta el ámbito judicial, como la condonación de deuda.

¿Qué es la condonación de deuda?

La condonación de una deuda consiste en anular la totalidad o una parte de la deuda, ya sea de manera gratuita o a cambio de algún bien.

Esto quiere decir que, al condonar una deuda, el acreedor renuncia, de forma voluntaria o forzada, a su derecho de cobrar el dinero que prestó, o parte de éste, y, generalmente, sin solicitar nada a cambio.

¿Qué tipos de condonación de deuda existen?

La condonación de deudas de puede clasificar de la siguiente manera:

Según el ámbito

  • Pública. Si el organismo público es acreedor, podrá condonar las deudas que se establezcan en la ley. Pero si dicho organismo es el deudor, es raro que ocurra una condonación.
  • Privada. Se refiere a los casos en los que los acreedores y deudores son personas físicas o jurídicas.

 Según el monto de la deuda a condonar

  • Total. El acreedor perdona al deudor el monto total adeudado. 
  • Parcial. La condonación consiste en solo una parte de la deuda.

Según la voluntad del acreedor

  • Voluntaria. El acreedor renuncia de forma voluntaria y libre a su derecho de cobrar la deuda.
  • Forzada. Es cuando el acreedor se ve obligado a renunciar al cobro de una deuda; lo que suele ocurrir en el caso de las empresas que se declaran en bancarrota o que entran en un concurso de acreedores.

Según el momento vital en que se realiza

  • Inter vivos. Quiere decir que tanto el acreedor como el deudor se encuentran con vida. 
  • Mortis causa. La condonación ocurre a causa del fallecimiento de alguna de las partes, lo que se conoce como “legado de perdón”.

¿Quién puede condonar una deuda?

El deudor es quien solicita la condonación de su deuda, pero es únicamente el acreedor quien decide si otorgarla o no. A menos que exista de por medio una sentencia judicial o una quiebra empresarial.

¿Cómo se condona una deuda?

La condonación de una deuda se puede hacer de dos formas:

  1. Expresa. Es decir, por la vía judicial y ante un notario para certificar la renuncia del acreedor a su derecho al cobro de la deuda. De igual manera, es posible condonar una deuda mediante un pacto verbal, aunque lo más recomendable es que quede por escrito.
  2. Implícita: De acuerdo con el Código Civil, para lograr la condonación, el acreedor debe entregar el justificante de la deuda o devolver su garantía.

¿Cuándo y cómo solicitar la condonación de mi deuda?

Solicitar una condonación de deuda puede ser una solución conveniente en el momento en que el deudor ya no puede continuar pagando su deuda, por cualquier situación. Ya que el objetivo de este proceso es anular la deuda y librarse del compromiso.

Para ello, el deudor debe contar con un documento que acredite la existencia del adeudo y especifique la causa por la que el pago no pueden realizarse. Sin embargo, es importante tener en cuenta que para obtener la anulación de la deuda es importante contar con un buen historial crediticio y con la asesoría de un profesional como un notario.

Document

Información de contacto:

Selecciona el tipo de crédito a negociar
*Si tienes mas de uno, elige el más alto

Selecciona el monto total de tu crédito o creéditos:

$0

Conoce un poco de lo que compartimos en las redes